Archive for Marketing

Influenciando que es gerundio.

En esta sociedad de consumo liderada principalmente por anglicismos parece que si no rebautizas algo con su equivalente en inglés no sabes de lo que hablas. Las recomendaciones han existido desde que el comercio es comercio, desde que el dinero es dinero, desde que el mundo es mundo. Y si tiramos la vista atrás no cuesta mucho encontrar “recomendadores” de productos o servicios en la tele, en la radio, en las revistas o en cualquier otro medio de comunicación. Ahora se les llama influencers, y estamos rodeados de ellos. Algunos son efectivos. Otros, los gili-fluencers (iba a escribirlo al revés pero mejor me corto) hacen poco más que el ridículo, tanto para ellos mismos como para las marcas que los contratan.
Me imagino a dos tribus cavernícolas buscando un lugar donde asentarse, un lugar en el que conseguir comida para los próximos días, donde poner el huevo sedentario tras varias generaciones nómadas. Y me imagino a un caminante perdido que les dijera: “Eh, unga, unga, tras esa montaña hay rebaños, cascadas y muchos árboles. El paraíso.” Desde la más remota antigüedad nos hemos fiado de nuestros semejantes, es un instinto humano que afortunadamente no se pierde con los años. Esta mañana al ver los encierros de San Fermín me ha emocionado una frase del comentarista: “En Pamplona puedes ver cómo un desconocido se atreve a salvar la vida a otro horas después de haberle negado 2 euros por la calle.” Pues eso, que los humanos, cuando la cosa se pone seria, nos ayudamos como animales que somos. Y aquí es donde tiene sentido usar las recomendaciones de terceros, con cabeza y diligencia.
A todo el mundo le gusta conocer la opinión de otro: un amigo que ha ido a tal restaurante, que ha comprado en tal tienda, que tiene estas ruedas de bici o usa estas zapatillas de deporte. Y qué decir si es un famoso. Algunos beben los vientos aunque hoy hable de implantes dentales y mañana de fibra óptica. Sentido común.
Ahora, con las redes sociales, alguien cree que ha descubierto la pólvora y comienza a lanzar mensajes disfrazados de publicidad y nombra “influencer” a aquel que (se supone que cobrando) habla de una marca. La idea no está mal, pero como siempre, hay fantasmas pululando.
Las marcas deben seleccionar con ojo crítico, chirría bastante ver a un “youtuber” o “blogger” pensando que ejerce de “prosumer”, sintiéndose un “influencer” en una campaña de “branding” de una “lovemark”, pensando que es una “celebrity” pero no llegando ni a las “suelers de los zapaters”.
Empresas, seamos serios. ¿Iker Casillas, Jesús Vázquez, Punset, Matías Prats o El Rubius? Elegid bien, y que no os la cuele cualquier mindundi con muchos seguidores en Twitter y menos influencia de la que tiene una piedra en mitad del campo.
UN TUITERO EN PAPEL
Nacho Tomás
Artículo publicado en La Verdad de Murcia el 12 de Julio de 2017

El peligroso negocio de las noticias falsas.

Es muy posible que las noticias falsas sean uno de los grandes problemas de las redes sociales en la actualidad. Junto a la carencia de un mínimo de dignidad de gran parte del personal, que no duda en hacer el ridículo día sí y día también, y a los problemas de privacidad que a buen seguro darán la cara en el futuro si no vamos poniéndole remedio individuamente desde ya mismo. Pero estos últimos aspectos afectan a las personas más que a la sociedad así que lo dejaremos para otra columna. Bueno, realmente lo he comentado en otras ocasiones: urge educar a la sociedad en el uso consecuente de estas poderosas herramientas. El precio a pagar en caso de ignorancia puede ser altísimo.

Hoy quiero escribir sobre las tan mencionadas “fake news” que nos rodean por todas partes con su gigantesca capacidad de viralización. No sólo me refiero a esa mentira que le cuelan a un medio. Debe ser dificilísimo controlar estos extremos en un mundo dominado por la inmediatez y la exclusiva. Que le pregunten a El País y su foto de portada en papel con un Hugo Chávez agonizando y entubado que resultó ser un montaje. Me refiero a los bulos que son creados con la intención de conseguir forjar o cambiar las opiniones de una gran parte de la sociedad que solo se informa a través de Facebook o Twitter. Es triste sí, pero es una realidad que se desprende de datos oficiales como los de Reuters, según los cuales el 30% de los jóvenes se informan a través de redes sociales y no de la televisión. Y después difunden esas “noticias” a través de Whatsapp.

El asunto es espinoso, diseñar una web y llenarla de mentiras con un formato visualmente atractivo es algo francamente sencillo. Muchos incluso sólo leen el titular y se lanzan a compartir. Entonces comienza la rueda: los algoritmos de las redes sociales nos mostrarán, paso a paso y a través del aprendizaje al que les sometemos, solo lo que nos gusta, eliminando el resto. Y entonces nos reafirmaremos en nuestras ideas y, aunque sean falsas, seremos más proclives a realizar tal o cual acto posterior: ya sea comprar un producto o introducir una papeleta en un sobre y éste en una urna. La sofisticación y personalización es tal que se puede generar una noticia falsa individual para cada usuario concreto, creando una mole de impactos a la que es difícil resistirse. El negocio de los volúmenes de visitas a webs en países de laxa legislación y el movimiento de compra-venta de datos personales hacen el resto. Círculo vicioso. Pescadilla. Lío.

Es hora de ponernos a trabajar en hacer ver a los usuarios la diferencia entre una fuente contrastada y un bulo. Entre un vídeo trucado y uno original. Es hora de ilustrar a nuestros hijos.

Las máquinas pueden crear contenidos e incluso comentarios falsos, pero nosotros somos más inteligentes. Al menos por ahora. Es hora de demostrarlo.

 

UN TUITERO EN PAPEL
Nacho Tomás
www.nachotomas.com
Artículo publicado en La Verdad de Murcia el 24 de Mayo de 2017

Comunicación online y notas de prensa.

La nota de prensa es una de las herramientas comunicativas más antiguas que existen. Y por ello, quizá, siga siendo una de las más interesantes y más desconocidas. No es nada fácil llevar a término con éxito el complejo proceso de vida de una nota de prensa, así que vamos a intentar analizarlo.

Para empezar tenemos tres grandes fases:

  • Redacción: Fase inicial en la que veremos cómo redactar, cómo contarlo, qué recursos publicitarios y periodísticos ponemos en marcha. Aqui nos centraremos en el contenido.
  • Envío: Fase crítica que incluye no sólo la selección de audiencia, sino también el proceso físico del envío. En este paso nos centraremos en la audiencia y los canales.
  • Monitorización: Es hora de la analítica de la repercusión y seguimiento.

Si te ves con ganas y preparado, puedes intentar poner en práctica mis recomendaciones. Y si no te atreves, visto lo complejo del asunto, puedes ponerte en manos de profesionales como Comunicae España (en español), Comunicae LATAM (con sede en México) o Pitchengine y Presswire (en inglés).

Tanto en un caso como en otro, el objetivo de este post es informar de los pasos a dar para conseguir la eficacia, ya sea porque los vas a dar tú mismo. O por lo menos para que sepas qué pedirle a tu proveedor si te decantas por externalizar este servicio, algo que recomiendo al menos al principio.

Vamos a remangarnos:

Partimos de un objetivo claro y sencillo: llegar a nuestro público objetivo de la manera más notoria posible. Toca hacerse una serie de preguntas: ¿Dónde está mi público? ¿Me conoce? ¿Sé cómo llamar su atención? ¿Ha funcionado lo que le he contado?

Para elaborar una nota de prensa debemos contar con una redacción profesional, que se centre en los pilares básicos de la comunicación. No sirve literatura corriente, no estás hablando en un blog ni en redes sociales. Hay que cambiar el chip y ponerse en la piel del prescriptor, al que va dirigida en un primer paso, la misma. En la nueva era de la información, tenemos a nuestra disposición una infinidad de medios de comunicación a los que poder dirigirnos. Se hace pues, clave, seleccionar correctamente a los mismos. Que coincida el público objetivo de la empresa y del medio seleccionado habrá solucionado un primer problema, la segmentación, tan complicada de encontrar a veces.

Quizá la frontera entre medios tradicionales y digitales se ha difuminado más que nunca, todo suma, todo aporta, todo comunica. Una gran ventaja de las notas online es que permanecen en el tiempo cuando antiguamente eran volátiles, con una vida útil muy reducida. La comunicación online ha llegado para quedarse y el amplio mundo de las notas de prensa no queda ajeno a ello.

He trabajado en diversos medios y uno de los mayores problemas que encuentran las redacciones es el volumen que reciben, es complicado para ellos separar el trigo de la paja. Además, no suelen tener el tiempo que sería necesario para hacerlo, por lo que se hace imprescindible contar con una serie de ideas básicas a la hora de conseguir hacer efectivo el envío de una nota de prensa.

Si conseguimos superar esta serie de barreras conseguiremos varias ventajas:

  • La primera, sin duda, es la amplificación y difusión de nuestro mensaje.
  • El coste de esta herramienta, en comparación con otras posibilidades publicitarias, es mínimo, pero ello no quiere decir ni mucho menos que sea sencillo.
  • Aumentar el tráfico hacia nuestra web, incluso mejorando el posicionamiento SEO de la misma.
  • Destacar frente a la competencia, utilizando otros canales diferentes.
  • Hacernos un hueco como especialistas en un nicho concreto de cara al medio de comunicación pudiendo entrar a formar parte de su lista mental a la hora de que necesiten información sobre tu sector en un futuro.

Otros aspectos a tener en cuenta a la hora de la elaboración de la nota de prensa:

  • Redacción del contenido: Parecerá una perogrullada pero he visto notas de prensa con faltas de ortografía. Encargar la redacción a un profesional te ahorra problemas normalmente.
  • Cuidado del continente: Acompañar gráficamente la redacción con un diseño acorde ayuda mucho. Logotipos en alta calidad, espacios, tipos de letra, material de apoyo como folletos o imágenes también aumenta las posibilidades de éxito.
  • Segmentación: Como hemos comentado arriba, es clave saber dónde está nuestra público por lo que el proceso de selección de receptores es una paso crítico. De nada sirve enviar la nota de prensa a todos los medios posibles sólo porque tengas un contacto en ellos. Para, piensa, sigue.
  • Monitorizar: De nada servirá todo lo anteriormente expuesto si no sabemos qué ha sucedido tras redactar y enviar la nota de prensa. Nos ayudará a saber hasta qué punto ha llegado nuestra idea y cuánto ha gustado a nuestro público final.

Son muchos los ingredientes a sumar para que nuestro menú salga sabroso. Además de estar bueno (contenido), tiene que parecerlo (continente), tiene que recomendarlo el camarero (segmentación) y tiene que resultar digerible para nuestro comensal (audiencia). Si luego repite o nos saluda por el plato (monitorizar), será que hemos triunfado.

 

 

Antiguas herramientas para nuevos tiempos.

Los que nos dedicamos al marketing tenemos claro que debemos estar con los ojos bien abiertos. Cada día surgen nuevas herramientas a nuestra disposición para hacernos la vida más fácil. Bueno, realmente para hacer más fácil la vida de nuestros clientes. Es habitual que cada dos por tres nos encontremos nuevas funcionalidades en redes sociales, en aplicaciones web, cambios de los algoritmos del posicionamiento y novedades opciones de segmentación de campañas online.

Pero no debemos olvidar los medios tradicionales. Esto es algo que repito continuamente en los cursos de comunicación online que imparto. Las cosas han cambiado, no hay duda, el mundo de la publicidad no tiene nada que ver ahora a lo que me encontré cuando empecé, allá por 2002. Pero hay opciones que no fallan, utilidades que nunca caerán en desuso. Mucha gente que se ha subido al carro del marketing online piensa que las técnicas de siempre ya no sirve, lo que sucede es que no conocen las técnicas de siempre.

El marketing sigue siendo el marketing, han cambiado los soportes, es cierto, pero los fundamentos, como bien estableció Philip Kotler en su “biblia”, no han cambiado tanto.

La publicidad no ha muerto, lo que sí está enterrado y con oraciones son las campañas sin objetivos, sin control, sin seguimiento. Recomiendo que se sigan teniendo en cuanta los medios tradicionales, entendiendo que su transformación ha sido profunda. Radio, televisión, prensa y exteriores pueden seguir funcionando bien si se organizan con conocimiento y con empatía.

Una opción que pocas veces se tiene en cuenta es el buzoneo. En Murcia existen empresas como Geobuzon que realizan un reparto inteligente consiguiendo efectividad y cumplir los objetivos.

Como todo lo anteriormente comentado, no creo que los soportes sean más o menos efectivos en sí mismos sino que las campañas individualizadas en cada uno de ellos, si están correctamente diseñadas, obtendrán los resultados esperados.