El método Jazztel.

Todos sufrimos a diario las llamadas telefónicas con intención de venta. Los que hemos trabajado en departamentos comerciales solemos ponernos mejor en su lugar e intentamos tratarlos bien, dando largas lo más educadas posibles. Pero hay veces que la situación se complica.

Los de Jazztel, buscad en Google la cantidad de quejas que existen contra ellos, son especialistas en llamar a las 15:05 (comprobadlo la próxima vez que os llamen, que os llamarán, seguro), una hora mortal para los que tenemos hijos durmiendo la siesta. La última de sus tretas es la amenaza. O al menos eso me sucedió el viernes pasado.

Jazztel

¡RIIIING!
Suena el fijo de mi casa, que por cierto no sé de ni dónde lo habrán conseguido ni la eficacia de la estúpida LOPD, que se saltan a la torera por más que les haya dicho mil veces que me den de baja en sus bases de datos.

– ¿Sí? … ¿Hoola? … ¿Quién es?
Unos eternos segundos después, por fin responden.
– Soy Israel Albacete y le llamo de Jazztel para ofrecerle una…
– Por favor, no me interesa, no vuelvan a llamarme, os lo he dicho cien veces, estoy muy contento con mi compañía actual y no pienso cambiarme, gracias.
– No, no, no, mire usted, la oferta es…
– Por favor, no me interesa, no insista, no vuelva a llamarme nunca más. – Y cuelgo.
Vuelve a hacerlo, para mi sorpresa, y vuelvo a cogerlo.
– ¿Sí? – Esta vez con un poco de mala leche.
– ¿Pooooor qué no puedo llamarle yo todas las veces que quiera? – con una voz de chulería extrema que me cuesta creer.
– ¡Porque como sigan llamándome voy a denunciaros! – respondo a voz en grito (mal por mi parte, pero no pude controlarme) y vuelvo a colgar.

Después sucede algo que aún me cuesta creer, me llama unas seis veces seguidas mientras yo lo cojo y cuelgo en cada una de sus embestidas, hasta que mi mujer, con su gran sentido de la diplomacia, me dice que le pase el teléfono.
– Hola – con su voz más dulce – no nos interesa su propuesta, por favor no vuelvan a llamar…
– Hemos llamado tantas veces porque su marido nos ha insultado y…
– ¿Insultado? He estado escuchando y no he oído ningún insulto, dígame lo que le ha dicho, por favor. – Así un rato de discusión hasta que cuelga…

Pero vuelven a llamar y le dicen a mi mujer que es el supervisor y quiere disculparse por lo que ha sucedido. Pero yo estoy seguro de que es mismo energúmeno, asustado por lo que ha hecho. No es posible que un superior se haya puesto tan rápido al tanto de la situación.

Si son capaces de tener en su equipo de teleoperadores a gente que actúa así con usuarios que no son clientes, ya sea por órdenes o por motivos personales, miedo me da el resto de secciones de su empresa.

“Te cambiarás por el ahorro y te quedarás por el servicio técnico.”

Jazztel

Foto del Facebook de Jazztel.

Esta frase, repetida hasta la saciedad por Jesús Vázquez en los spots televisivos de la compañía es toda una declaración de intenciones: Somos baratos y somos malos, tanto que tendrás que recurrir a nuestro SAT. La mente que parió este claim dormirá tranquila, no hay duda, pero cualquier potencial cliente de la compañía con dos dedos de frente debería sentir un rechazo previo acorde a tal metedura de pata.

Si el departamento de Marketing de Jazztel permitió semejante atentado a los cimientos de la publicidad, no deberían extrañarnos los métodos que usa la empresa en su fuerza de ventas telefónica.

 

 

 

14 comments

  1. Athena dice:

    Confirmo lo de las horas de llamada. Tuve que desconectar el teléfono cuando me acostaba a dormir la siesta porque ya estaba harta.

    Lo de la publicidad también lo pensé. Lo del servicio técnico es de traca, sin duda.

  2. RaMGoN dice:

    Contigo han ido ya un paso más allá, es lamentable la política comercial de esta empresa, y los que te hicieron no tiene nombre. Pero conviene también aclarar algo, quienes te llamaron seguramente sean una empresa de subcontrata de tres al cuarto contratada por otra agencia de marketing contratada a su vez por Jazztel, es decir que es más que probable que el energúmeno que te llamo se la traiga al pairo jazztel por unos miseros euros que debe cobrar a comisión.

    Dicho esto no exonera de responsabilidad a Jazztel, tampoco en casos flagrantes como las empresas piramidales.

    ¿Sigo sin entender por qué a eso lo llaman telemarketing?

    Saludos, y si, también me llaman.

  3. Victor Ronco dice:

    Si es para línea de internet, respóndeles, “¿Qué es internet?”
    Lo he hecho un par de veces, y les dejas tan a cuadros, que siempre me han colgado ellos al momento.

  4. Pérez de Tudela dice:

    Estos temas se resuelven “fácilmente”. Hay varias soluciones/alternativas:
    1.- Si tenemos un terminal que nos indica el número desde el que hacen la llamada:
    1.- Si no esperamos ninguna llamada de un número desconocido: Apretar ese botoncico rojo que tienen los teléfonos
    2.- Si esperamos una llamada de un número que nos puede resultar desconocido: Descolgar, escuchar las diez primeras palabras y apretar ese botoncico rojo que tienen los teléfonos si la llamada no nos interesa.
    3.- Atender sólo las llamadas de nuestra agenda.

    2.- Nuestro terminal no reconoce el número entrante:
    1.- Descolgar, escuchar las diez primeras palabras y apretar ese botoncico rojo que tienen los teléfonos si la llamada no nos interesa.
    El colgar si más puede parecer poco educado pero ante est@s tip@s no hay otra.
    También es interesante comprobar si nuestro terminal nos permite discriminar las llamadas entrantes; echas un ratico y te quitas de encima a unos cuantos.
    Espero que les sirva … yo aplico todo a las vez; lo digo por si me llaman y no les atiendo.

  5. César dice:

    En realidad probablemente no te tienen en sus bases de datos, Jazztel seguramente sí, pero la subcontrata que te está llamando, y la siguiente que te llame, no trabaja sobre la base de datos de Jazztel sino a “teléfono frío”. Para eso muchas veces se utiliza un equipo de marcado automático; cuando alguien descuelga y habla (ese eres tú diciendo ¿Sí? ¿Hola?…) el equipo desvía la llamada al primer teleoperador que quede libre. Una buena forma de evitar la llamada es no decir nada, para que el software te identifique como una máquina, pero eso solo funcionará para esa campaña. Lo mejor es pedir a la compañía que te bloquee las llamadas de números ocultos, pero depende de la compañía.

  6. JAMP dice:

    Es lamentable tratar así no ya a un potencial cliente sino a cualquier persona que por educación y civismo responde a una llamada que por otro lado poder llamar no significa tener derecho a ser atendido en ese momento o en cualquier otro momento por el titular de la línea. Dicho esto , por muy duro que parezca esta agresividad esta basada en una estrategia que estadísticamente demuestra que se puede alcanzar un número de contratos ” X ” por presión y manipulación de la situación. Y eso es lo único que persigue no ya solo la subcontrata probablemente el propio operador para justificar un balance, una emison de deuda o inflar su base de cliente para subir el,precio de una opa ! Por lo tanto el cliente, el producto ,el servicio y el marketing de la marca pasan a los últimos lugares de las prioridades. Así qué me temo que no hay error estratégico sino prioridad de intereses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *