Feliz Navidad. O no.

Pasan los años y sigo sin tener del todo claro si me gusta o no la Navidad. Por un lado hemos crecido y la ilusión, irremediablemente, se pierde. Por otro lado están los hijos, y con la suya compensamos, casi totalmente la que se nos ha ido.

Paradoja

Unido a la ilusión viene la responsabilidad y aquí no hay discusión: Necesitamos mejorar.

Feliz Navidad. O no.

 

 

 

NOTA: Foto de Pixabay.

2 comments

  1. pedrojoseruiz dice:

    La Navidad está hecha para cuando somos pequeños. Cuando crecemos, al menos en mi caso, es algo que queremos que pase pronto porque no dejamos de compararla con la de otros años.
    Supongo que, si alguna vez tengo hijos, su ilusión será también la mía.
    Feliz Navidad, a pesar de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*