Escritos,  Un tuitero en papel

Los treinta y uno de Marzo

Todos los meses tiene un aquel, pero Marzo es más. Y no me digan que se escribe con minúscula. Las conversaciones en el tercero del año quedan en el aire a medio camino entre el vaho del frío que se va y el vapor del calor que llega. Son los treinta y uno del tercero del año cada cual de su padre y de su madre. Ayer de manga corta y hoy lloviendo. Las Fallas a punto de quemarse, paellas en la Malvarrosa y en Económicas, dos semanas de vacaciones si eres crío y el Miércoles Santo asomando. Año sí y año no en la hoja del calendario. Año no y año sí en la playa o en la estufa. Tormenta o solanero. Nit del Foc.

Bautizado por Gregorio XIII en honor a la guerra, para mí Marzo es un mes de paz. Sobre todo interior, los cambios climáticos apaciguan el alma. Acaba el invierno y comienza la primavera, tenemos el Día Mundial del Síndrome de Down y Día Mundial del Agua. En Marzo se descubrió la radioactividad, abrió la Biblioteca Nacional de España, se presentó por primera vez la tabla periódica, nacieron Miguel Ángel, Vivaldi y Alexander Graham Bell.

En Marzo nació Mijaíl Gorbachov, Cristóbal Colón pisó Europa de nuevo tras descubrir sin querer el Nuevo Mundo y murió el modernista D. H. Lawrence (autor de la inmortal “Hijos y amantes”, elegida por la Modern Library como una de las mejores 100 novelas del siglo XX).

En Marzo se descubrieron los anillos de Urano, unos hijos de puta mataron a 192 personas en Madrid, nacieron dos genios: Albert Einstein y José Luis López Vázquez, se publicó la Pepa (primera Constitución Española), abdicó Nicolás II (último zar de Rusia) y otro ruso dio el primer paseo espacial de la historia.

En Marzo abrió los ojos Johann Sebastian Bach y los cerró Isaac Newton, los argentinos vivieron un golpe de estado militar, nació Akira Kurosawa y murieron tres grandes: Julio Verne, Ludwig van Beethoven y Claude Debussy (ojo/oreja a sus míticas Arabesques).

En Marzo mueren 600 personas en el Aeropuerto de Los Rodeos de Tenerife, siendo el accidente con mayor número de víctimas de la historia de la aviación mundial, que se dice pronto, se inaugura la Torre Eiffel, nace Van Gogh y fallece Miguel Hernández (podrido en una cárcel y con sólo 31 años).

En los treinta y uno de Marzo caben dos estaciones, cabe el día de la Mujer, el del Padre y San Patricio, patrón de Irlanda (lo sabías), de Murcia (no lo sabías) y de la cerveza (porque yo lo valgo).

Si aún después de todo esto no crees que Marzo es más, tenemos un problema.

Brindo por Marzo y los que vengan.

UN TUITERO EN PAPEL
Nacho Tomás
Twitter: @nachotomas
Artículo publicado en La Verdad de Murcia
20 de marzo de 2019

Contento de haber nacido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *