Eoloh! – Febrero 2013 en Murcia

Ayer estuve en el Circo.

Por un rato volví a ser niño. Momentos sin respiración, miedo, risas, grandes emociones. La gente tenía ganas de disfrutar, desde aquí un fuerte aplauso al chico del público que salió obligado y se comportó como si llevara toda la vida en un escenario. ¡Crack!

No tenía ni idea de lo que me iba a encontrar y el espectáculo de “Eoloh!” ciertamente sorprende. Al principio me pilló con el pie cambiado, dando la impresión de ser totalmente para niños. Una lástima no haberlos traído, la verdad. Pero poco a poco se van intercalando actuaciones impresionantes con momentos más flojos, o más dirigidos a niños, los que había lo disfrutaron mucho. Por otra parte quizá sea hasta necesario que así sea, puesto que, por lo menos yo, soy incapaz de aguantar el ritmo de tensión durante la hora y media que dura el evento. Hay momentos en los que me quedé sin habla, parado, mirando a otro lado, temiendo por la vida de los artistas. Como alguien me dijo al salir: “Eso es que has vivido la magia del circo”. Sin duda, así fue.

Eoloh!

Excelente sabor de boca el que “Eoloh!” me dejó. Un espectáculo diferente, mezcla del circo de los payasos de toda la vida y de las nuevas tendencias estilo “Circo del Sol”. Especial mención a los tres saltimbanquis con que da comienzo la función. Tres máquinas que comparten cama elástica, entrando y saliendo por puertas entre otras cientos de acrobacias. Sin menospreciar a las cuatro chicas contorsionistas, el saltador en una barra minúscula, los cuatro equilibristas y todo el equipo, la verdad.

Como único punto negativo, el hecho de que no haya un hilo conductor consistente, un argumento que seguir. Cosa que no repercute en la calidad final del producto, pero sí despista un poco, dado que lo presentan como un vuelo en “Aerolíneas Eoloh” y no tienes esa sensación. Al menos en mi opinión.

Resumiendo: se trata de una representación para toda la familia, no dudéis en escaparos si tenéis oportunidad. Están en Murcia hasta el sábado 23 de Febrero.

Gracias especiales para Leticia y Alfonso, de Actividades Culturales Riga, que me hicieron este regalo de aniversario. Cinco años de casados que culminamos con una cena romántica.

Como dicen los grandes: “The show must go on.”

En todos los sentidos..

TEDxMurcia2012

Recién llegado a casa después de 10 horas de TEDxMurcia 2012 aún me quedan ganas para redactar este post. Ha sido una experiencia francamente recomendable, enriquecedora y más que repetible.

TEDxMurcia

Con puntualidad, se agradece siempre, ha comenzado la Primera Sesión, un video introductorio de Chris Anderson, contando en qué consiste TED y TEDx. Enseguida hemos pasado a Christian Felber y su “Economía del Bien Común”, un concepto alternativo y sostenible aplicable a mercados, personas y empresas, me ha gustado. Posteriormente César García ha presentado “La comunicación de beneficio mutuo en la sociedad “MiWi””, una idea que combina el yo y el nosotros, muy original y bien presentada. Más tarde Higinio Marín, con “Tener, tener-se y perder-se, lo complejo como pérdida” me ha dejado con la boca abierta, un golpe directo a la conciencia de los objetos materiales que llegan a poseernos. Espectacular.

Tras la pausa, en la que he tenido la suerte de compartir café con varios ponentes y miembros de la organización, hemos vuelto con fuerza de la mano de Iona Pergo y su “Dollsquimia”, una performance video-musical impactante en la que he echado en falta que nos explicara cómo ella misma interactuaba, a través de un mando de la Playstation y una guitarra del Guitar Hero, con la proyección. Luego ha sido el turno de Marc Grau que nos ha contado “El arte de buscar el equilibrio”, ponencia que ha sido continuada por el vídeo de Graham Hill titulado “Less stuff more happiness” en el que se aboga por usar menos espacio en la vida y dejar la mínima huella ambiental posible. Elena Alfaro ha presentado con pasión y convencimiento “Las ideas no duran mucho, hay que hacer algo con ellas”, en el que critica el sistema (casi mafioso, en mi opinión) de las editoriales y los libros de texto en España. Para terminar la sesión ed mañana, el gran Dani Torregrosa nos ha arrancado aplausos a mitad de “Nunca la perspectiva fue tan literal” que ha terminado leyendo a Carl Sagan y “Ese pequeño punto azul pálido”. Me ha encantado. Antes de irnos a comer, Alba Lucía, a la que no conocía y me ha sorprendido, nos ha cantado “Someone like you” de Adele y “Lucía” de Serrat. Buenísima.

Ponentes TEDX Tras un buen café y con algo de sueño en las caras de más de uno, ha comenzado la sesión de tarde, en la que José Manuel López Nicolás nos ha despertado y mostrado, con “Ciencia, publicidad y alimentos funcionales”, el lado más oscuro de la publicidad en cosméticos, alimentos y otras muchas cosas. Para pensar en ello. Muy interesante. Continuaba Juan Miguel Aguado y su powerpoint (como muy bien él mismo ha expuesto/criticado) titulado “Comunicación líquida. Las complejidades de la simplicidad”. Hemos continuado con el video de Carl Honoré, “In praise of slowness” con el que me he sentido, lamentablemente, muy identificado (aquí LINK). Tomaré buena nota. Luego Teresa Jular nos ha contado la idea del árbol estratégico con su ponencia titulada “+ diseño para otra economía: así de simple”, posiblemente por la hora, se nos ha hecho un poco densa a más de uno. Tras otra pequeña pausa, otra sorpresa musical, esta vez de la mano de Ángel Cámara que ha interpretado al piano un fragmento de “Appasionatta” de Beethoven. El entorno, la acústica y su talento han redondeado un precioso momento. Más tarde, de nuevo ha subido al escenario Iona Pergo, esta vez como ponente, “Push the button. El valor de lo lúdico” ha sido el título de su disertación sobre el juego en nuestra vida. Óscar Sánchez presentaría después “El optimismo como motor del cambio positivo”, otra presentación en la que me he visto reflejado, esta vez para bien. Ha sido Ángel López Naranjo el encargado de poner el punto y final al evento, y con “Hoy puede ser un gran día…” nos ha levantado de los asientos. Broche de oro a un día intenso.

rom

Resumiendo, y haciendo balance, una jornada completísima, en la que Radio Online Murcia (rom) ha sido medio oficial, lo que todavía me da un motivo más de satisfacción. Desde aquí lanzo un gran saludo a toda la gente que he conocido hoy. Un saludo especial para Carlos Montaner y toda la organización, así como a los ponentes. Nivelazo. Como siempre, lo mejor de los eventos es la gente conocida, la nueva que conozco, con la que hablo y de los que tanto aprendo. Espero repetir, como oyente a modo personal, y como partner a nivel empresarial, otros muchos años..

¿Por qué no me gusta Klout?

Tras muchas discusiones que no caben en 140 caracteres, he decidido escribir este post en el que dar mi opinión sobre los medidores de influencia en Redes Sociales en general y sobre Klout en particular.

Para el que no lo sepa, Klout (junto a otros indicadores como PeerIndex, Kred o Radian6) elabora una especie ranking/puntuación que en función de una fórmula (para ellos tan secreta como la de CocaCola) mide tu influencia, calculada normalmente de 0 a 100.

Comenzaré exponiendo que mi Klout, a día de hoy, es de 70 puntos, lo que puede considerarse alto o muy alto. ¿Por qué digo esto? Porque mucha gente piensa que sólo lo criticamos los que no alcanzamos cierto número o algo así. Pues no, señores, lo critico porque pienso que no es útil, no es preciso y, lo peor de todo, no es real. Creo que no hay que investigar mucho para saber la influencia que tiene cada persona en redes sociales, no me hace falta saber su Klout para confiar en mayor o menor medida en sus publicaciones.

Klout

Pero como lo mejor en estos casos es poner experiencias sobre la mesa, en lugar de tanta letra e hipótesis, enumero las causas de mi descontento con este indicador:

  • Cantidad en lugar de calidad: para Klout es más influyente alguien que escribe, por ejemplo, 300 tuits en un día y recibe un total de 150 interacciones (50% de “efectividad” si se me permite la expresión) que alguien que tuitea sólo 10 tuits y recibe 100 interacciones (1.000% de “efectividad”). Aquí me podéis criticar con razón, pues acabo de inventarme un método de influencia propio.
  • Equipo humano: Según su propia web, para elaborar el algoritmo de Klout han trabajado muchos ingenieros y técnicos, pero no mencionan que hubiera ningún psicólogo o especialista en marketing en su equipo.
  • Endogamia: El índice Klout aumenta con los +K (los puntos que se intercambian entre usuarios de Klout). O sea, que si no usas Klout, pierdes la oportunidad de subirlo.
  • Publicaciones en tu muro de Facebook: Para Klout, que publiquen en tu muro es síntoma de influencia. Pero claro, yo tengo el muro cerrado para huir de las invitaciones a las famosas granjas, evitar las etiquetas de fotos tontas o eludir el SPAM. De esta forma no sumo Klout por hacer un uso, en mi opinión, adecuado de Facebook. Toma ya.
  • Personas famosas y sus Klout:
    • Españoles: Perez Reverte y Mariano Rajoy tienen ambos un 78.
    • Murcianos: Maldita Nerea tiene un 65 y Raquel Sastre un 68.
    • Que yo tenga más influencia que Maldita Nerea o Raquel Sastre clama al cielo, pero que Rajoy o Perez Reverte no tengan un 100 (o al menos uno 90 alto) es de chiste, pues cada vez que abren la boca en Twitter, son TT (trending topic) casi instantáneo.
  • Medición a lo bruto, de forma total en lugar de relativa: explicado en el punto de “Cantidad en lugar de calidad”
  • Corto plazo: sólo contabiliza las interacciones efectuadas en el mismo día. Muchos de mis seguidores sólo entran 2-3 veces por semana a redes sociales, e interactuamos cuando ellos pueden. Esto no es contabilizado por Klout.
  • La gota que colmó el vaso: El pasado 27 de Mayo de 2012 cumplí 35 años. Recibí muchísimas menciones en Twitter y otros tantos “Me Gusta” y comentarios en Facebook. Deberían rondar los 100 o así por red. Resultado: Klout me bajó el ranking varias décimas tres o cuatro días después, que es cuando contabilizó esas interacciones. (¿¿??)

En Junio de 2012, semanas después de aquel cabreo infantil, cerré mi cuenta de Klout. He vuelto a abrirla para ver qué tal, reconozco que lo miro y me gusta que suba, pero eso no es óbice para que siga criticándolo hasta que considere que funciona mejor. De hecho, en las últimas semanas he publicado tweets con 3o RT, o he posteado cosas en Facebook con 100 “Me gusta” y el Klout sigue sin moverse. Esta es mi opinión, puede que la tuya sea diferente. Estaré encantado de leer tus comentarios, seguro que tienes mucho que aportarme..

Una retirada a tiempo.

El 18 de Octubre de 2011 el deporte volvió a mi vida. Salí a correr. Casi dos años y medio y 2.600km después, he sufrido mi primera lesión. 

Desde siempre he practicado algún deporte, aunque sólo baloncesto a nivel competición (ligas municipales de Madrid) y nunca había tenido ningún susto como este. Bueno, he tenido esguinces, torceduras y escayolas como todo el mundo. Pero tan frustrante, nada. Tras varias semanas de preparación para la mítica Media Maratón de Santa Pola, en el kilómetro 8, la rodilla derecha levantó la mano y dijo “aquí estoy yo”. Iba sobrado, a un ritmo de 4:45 min/km aproximadamente, reteniéndome y sabiendo que podría haber apretado mucho en la segunda parte de la carrera. A ojo, creo que, viento mediante, habría rondado 1h 38m, lo que sería mi mejor marca personal.

Rodilla Santa PolaAsí (no) acabé la Media Maratón de Santa Pola.

Un agudísimo dolor impidió que diera un paso más, obligándome a ser atendido por las asistencias de la prueba. Me inyectaron un Voltarén intramuscular, fui al coche a cambiarme, me dirigí al bar más cercano. Mientras Antonio Rentero y Nacho López de Sa, mis dos compañeros de andanzas esta vez, terminaban, y me tomé 2 tercios de Mahou 5 Estrellas. Tristeza, frustración, rabia, pena e impotencia se daban codazos por entrar en mi cabeza mientras el alcohol y el antiinflamatorio actuaban de seguratas. Llegué a Murcia y por la noche los dolores volviero, fuí a urgencias y descartaron lesiones de gravedad, así que me vendaron y recetaron 5 días de reposo relativo.

Aquí estoy, a martes, subiéndome por las paredes, aunque imcumplir, por obligaciones laborales, el reposo, ayuda bastante. No podía imaginarme lo bien que sientan los ánimos recibidos, por redes sociales, whatsapp o directamente, llamando. Sois grandes. Y yo, ahora, pequeño. Gracias.

.