Lo que nos traerá la comunicación online en 2017.

Pocas dudas quedan. La comunicación online ha sido la gran triunfadora de los doce meses que hemos dejado atrás. Actualmente nos encontramos en un escenario que hace tan solo unos años no podría ni tan siquiera imaginarse. Un mundo de posibilidades a mano y al alcance de un click para empresas, para usuarios y para medios de comunicación, el trío que actualmente manda en el panorama mundial. Personalmente creo que todo lo que se hace es comunicación. Y como parte del todo nos encontramos al resto de variantes: información, publicidad, marketing, branding o incluso atención al cliente.

Las tiendas cuidan su Facebook más que el escaparate, las marcas lanzan sus vídeos en YouTube antes que en las televisiones públicas y las empresas contactan con sus potenciales clientes por email en lugar de ampliar su red de comerciales. Estamos viviendo el cambio. Somos parte del mismo, porque cada vez que lees una columna como esta, un post de Facebook, un tweet de Twitter o un artículo de un blog aumentas la bola de nieve. Y bienvenido sea.

En un mundo globalizado las redes sociales están ejerciendo como vínculo de unión entre consumidores y productores, entre usuarios y empresas, entre marcas y fans, convirtiéndose en parte esencial y factor clave de la estrategia. Sea cual sea ésta hay una opción online a nuestra disposición para ejecutarla. Vamos con una pequeña radiografía de lo que tenemos por delante.

España ha experimentado un crecimiento sin parangón anterior en el uso de las redes sociales. Facebook es el rey, la reina o los dos juntos, aumenta en beneficios a lo bestia y su Messenger iguala a Whatsapp en usuarios, la aplicación del globito verde, que por cierto también es de Zuckerberg, y que continúa queriendo ser imprescindible en nuestras vidas. Y vaya si lo consigue. A los nuevos estados que lanzará en breve se une la idea de que su uso puede incluso ayudar en el trabajo. Me encantaría escuchar lo que estáis pensando al leer esto.

Por su parte Instagram sube como la espuma y gran parte de culpa la tienen sus “historias”, en directa competencia a Snapchat (que en nuestro país, y por mucho que digan, no acaba de despegar). Por si fuera poco Instagram, que también es propiedad de Facebook, incorpora vídeos en directo para hacérselo más difícil a Periscope, propiedad de Twitter. Esta última, la app del pajarito azul, sigue siendo una de las redes sociales más usadas, más leídas y con más repercusión en nuestras vidas sociales pero su modelo de negocio hace aguas y ya se dice que Google, Microsoft o incluso Disney pueden estar interesados en su compra. Mención especial merecen los blogs y su capacidad influyente, el boca a boca salta fronteras online/offline con ellos.

Internet ha dejado de ser territorio exclusivo de frikis y jóvenes imberbes. Hay un inmenso océano frente a nuestras narices. Recomiendo abrir bien los ojos. Recomiendo no perdérselo.

 

UN TUITERO EN PAPEL
Nacho Tomás
www.nachotomas.com
Artículo publicado en La Verdad de Murcia el 10 de Enero de 2017

6 redes sociales para 2015 y un consejo para cada una.

He redactado este post para intentar dar algo de luz, desde mi experiencia personal, al batiburrillo de redes sociales que nos rodean, mediante un listado de las que uso a diario y que por un motivo u otro (vienen explicados) recomiendo.

  • Twitter:
    Actualmente no tiene rival.
    Ya sea a nivel personal o profesional tener un perfil activo en Twitter es obligatorio. Con la práctica y una vez pasada la primera fase de alucine global, recomiendo tuitear menos y que sea de mayor calidad. Poco a poco se consigue separar el trigo de la paja obteniendo un timeline acorde a tus necesidades informativas. Las únicas notificaciones de social media que tengo activadas en el móvil son las menciones y DM (mensajes directos) de Twitter.
    Consejo: Creo que es un error tener “conectada” esta red social con cualquier otra, personalmente me parece un estorbo. Se tardan 20 segundos en redactar un tuit así que desconecta todo lo que tengas automatizado y céntrate en alimentar esta red como se merece. Verás cómo te devuelve ese buen trato antes de lo que te imaginas.
  • Facebook:
    Para muchos agoreros una red social que ya está muerta y enterrada. Nada más lejos de la realidad en mi opinión, que la considero un pilar básico en la construcción de una marca personal en Internet. Para empresas es cierto que todo ha cambiado tanto en tan poco tiempo que a veces no queda otra que pasar por caja para sacar la cabeza entre la inmensidad de contenidos irrelevantes, pero también es cierto que si le pones pasión, ganas y el tiempo adecuado (ni mucho ni poco), los resultados siguen llegando.
    Consejo: Tener muy claro lo que quieres conseguir con tu presencia en esta red, de ello dependerá tu estilo de contenidos y tu forma de interactuar con el resto de personas y empresas.
  • Instagram:
    Poco a poco va ganando adeptos, entre ellos yo mismo. Muchas mejoras por delante e infinidad de posibilidades de desarrollo hacen de Instagram un punto fuerte en la estrategia de social media de cualquier marca personal o empresarial. No me gusta nada cuando alguien sube varias fotos seguidas, prefiero una al día de mayor calidad. Instagram no es Facebook aunque sea de Facebook.
    Consejo: Usar hashtags y localizar fotos por ubicación ayuda a aumentar la difusión de tus publicaciones.
  • Strava:
    Una red social imprescindible para deportistas habituales. Registro de entrenamientos, totales, agenda, eventos, comunidades, segmentos (tramos clave de algunas rutas para “picarte” con los amigos), comentarios en las carreras, localización de nuevas zonas y de atletas, salidas en grupo conjuntantas… Strava es válida para carrera a pie, bicicleta y natación. Vamos, es una maravilla.
    Consejo: Sube únicamente las rutas trackeadas mediante un GPS para poder consultar la altimetría, ritmos, pulso, etc… En mi opinión no aporta nada hacerlo de forma manual, excepto cuando hayas olvidado el pulsómetro o el móvil y quieras guardar la sesión para control personal.
  • Google Plus:
    Complicado sacarle punta a la red social de Google a corto plazo pero una vez que introduces su gestión entre las rutinas diarias verás como a la larga merece la pena. Sólo por el posicionamiento SEO que generan sus posts hay que estar presente en ella. Añade a tus círculos a poca gente al principio, que sea referencia y de calidad contrastada, que se trate de fuentes de información fiables. Esta selección afectará posteriormente a muchas más cosas de las que te imaginas en tu día a día con el buscador. Aléjate de los optimistas de todo a 100, los hay a patadas (punto aplicable para todas las redes sociales).
    Consejo: Hasta ahora he conseguido muchos mejores resultados para las empresas que para las marcas personales.
  • Linkedin:
    Adaptándose de un modo envidiable a muchas de las novedades del marketing online, hay que seguir muy de cerca a esta red social. Válida para cualquier profesión, al menos para aquellas cuyos clientes potenciales tengan presencia en ella, que son prácticamente todas las existentes. Para empresas no he conseguido sacarle punta, si eres o conoces un caso de éxito, ruego me lo cuentes. Interesante el movimiento que ha surgido últimamente que aboga por mantener Linkedin con contenido profesional, dejando de lado el ocio y lo personal. Pero claro, en las marcas personales esto está tan solapado que cuesta separarlo.
    Consejo: Cuidado con los spammers, lamentablemente Linkedin está lleno de ellos. Que no te tiemble el pulso a la hora de eliminarlos de tus contactos.
6 redes sociales para 2015 y un consejo para cada una.
Foto Flickr: https://www.flickr.com/photos/69724017@N08/13938466111

No olvidemos que lo anteriormente comentado debe disponer de un reflejo coherente en nuestra web, a ser posible un blog personal diseñado con WordPress, que aglutinará los contenidos compartidos en las redes de un modo lógico, ordenado y priorizado según nuestros intereses. En dicho portal desarrollaremos estos conceptos con mayor profundidad, respondiendo las preguntas de los visitantes y actualizando contenido con la frecuencia adecuada.

 .

Revelando mi pasado fotográfico.

Hace mucho tiempo que me gusta la fotografía. Como aficionado, nada serio. Fuí uno de los primeros en tener una cámara digital, allá por el año 2000. No llegaba a 1MP de resolución y las fotos eran realmente de baja calidad. No tenía batería, funcionaba a pilas y las devoraba sin piedad.

Olympus C765UZ

En el 2004 compré una pequeña joya, la Olympus C765 UZ, un paso de gigante para un amateur como yo. Disponía de un zoom óptico de 10x y una calidad de casi 4MP. Gran compañera en muchos de mis viajes. Todavía la tengo, aunque prácticamente no la uso. La última instantánea data de 2011. Con ella he hecho, sin duda, las mejores fotos de mi vida.

Cuando no estaban arraigados los blogs y ni tan siquiera existían las redes sociales, subía algunas de ellas a esta web: Likuids.com (en la que también podéis encontrar mis primitivas composiciones musicales).

Con el paso de los años, y la evolución de las cámaras integradas en los móviles, dejé de lado el voluminoso aparato y, aunque no hay color entre unas y otras, acabé conformándome. Para rematar, la aparición de programas como Instagram (que ayuda mucho con los filtros, aunque no nos convierta en fotógrafos por mucho que nos empeñemos) hicieron el resto.

Cuando vuelva a tener tiempo libre compraré una réflex y retomaré este hobby.

 

 

 

 .