Inundaciones en redes sociales.

Me cansa la cantidad de personas que, sin haber usado nunca las redes sociales (o peor, usándolas muy mal), se permiten el lujo de decir que no sirven para nada. Sin ganas, instrucciones o falta de conocimiento realmente pocas cosas a nuestro alrededor tendrían utilidad. Pocas, pocas.

Encontré mi primer trabajo hace muchos años gracias a Infojobs. He contactado con cantidad de gente interesante en Google+. Me han contratado para dar ponencias a través a Linkedin. Con Facebook volví a retomar el contacto con esos amigos del colegio con los que sí quería retomarlo. Y es culpa de Twitter que ahora me estés leyendo en este periódico en papel.

Los últimos días en Murcia hemos vivido con el agua al cuello, literal. La última vez que el Río Segura bajaba tan lleno por la capital iba de la mano de mi madre, embarazada de mi hermano, hace 33 años. En aquel momento no había internet y tengo grabado a fuego como un policía nos dejó cruzar el puente de vuelta a casa: “Bajo su responsabilidad, señora.” Esta vez ha sido diferente y sin duda más fácil para los afectados. A nivel comunicativo me refiero, claro. Hemos tenido información de primera mano y en tiempo real por parte de Ayuntamiento, Comunidad Autónoma, Policía, Protección Civil y medios de comunicación. Hemos recibido de manera directa, sin intermediarios, lo sucedido, las acciones a llevar a cabo, las indicaciones y recomendaciones oficiales. En el móvil. Quizá tumbado en el sofá y con el corazón en un puño.

Caso aparte merecen los bulos y su capacidad de viralización en redes sociales. Pero no culpemos al soporte, culpemos a los bandarras que los crean y difunden. Reconozco que hay que andar con pies de plomo, hay demasiados circulando. Bandarras y bulos. Inundando a veces. Como el agua. Todo es cuestión de tener experiencia separando trigo y paja, algo que no es difícil si prestas atención a las fuentes. Llevamos muchos años leyendo periódicos, viendo la tele y oyendo la radio. Ya es hora de aprender a usar las redes sociales. Saber leerlas, verlas y oírlas. Valorarlas. Situarlas.

Pongo otro ejemplo positivo. Una encuesta que he lanzado recientemente en Twitter sobre el uso del coche en ciudad. A día de hoy lleva casi 1.100 votos. Seguro que recordáis lo complicado que era obtener veinte respuestas cuando hacíamos trabajos en la Universidad. Otro punto a favor. ¿No?

Y ya no es que sean parte de mi trabajo o herramientas para mejorarlo, es que actualmente me gano la vida con ellas, gracias a mi agencia N7 que este 2017 que entra cumplirá 7 años. Carambola.

Sí, también con las redes sociales pierdo el tiempo más de lo que debería algunas veces y me meto en más “fregaos” de los que sería conveniente, pero imagino que es el precio a pagar por poder disfrutarlas y sacarles provecho.

 

UN TUITERO EN PAPEL
Nacho Tomás
www.nachotomas.com
Artículo publicado en La Verdad de Murcia el 21 de Diciembre de 2016

Periscope, un paso más del Social Media en directo.

La vida útil de las publicaciones en las diferentes redes sociales es muy diferente. En el mundo del marketing online tenemos a nuestro alcance diversas plataformas que en función de ciertos parámetros tales como la influencia, número de contactos o viralidad (medida en retweets, compartidos, favoritos o likes) tienen un tiempo de vida medio, a igualdad de condiciones para un usuario normal que andaría más o menos así:

  • Twitter: 30 minutos
  • Instagram: 1 hora
  • Facebook: 4 horas
  • Linkedin: 12 horas
  • Google+: 24 horas

Se trata de un análisis totalmente personal y no tiene ninguna validez científica. Además está claro que hay excepciones, esas fotos que de repente alguien reflota porque ha buceado en tu perfil y vuelve a la palestra 3 años después.

Periscope

Este verano he comenzado a usar Periscope, recomendado por un buen amigo, y ha sido como una revelación, como la primera vez que entré en Twitter, como la primera conversación con el Messenger de Hotmail. Por ahora emito poco, prefiero mirar y aprender.

También he instalado Snapchat aunque debo reconocer que no le pillo el punto todavía pero quién sabe, hay que estar al día.

Periscope es directo, emisión de vídeo en tiempo real, se acabó la vida útil de las publicaciones, cuando terminas, se acaba. Me encanta: he visto a surferos de Nueva Zelanda, gente paseando por New York, jugadores de golf en Rusia… Sí, puedes pensar que es perder un poco el tiempo y quizá tengas razón a nivel usuario, pero las posibilidades que le veo a Periscope son ilimitadas: turismo, restauración, comunicación política e institucional, periodismo, empresas de servicios, etc…

Veremos cómo, dónde y cuándo acaba esto, si es que acaba.

Sea cómo, dónde y cuándo sea, allí estaré para probarlo.

 

 .

Última moda en Redes Sociales para gurús de tres al cuarto.

Hubo un tiempo en que las multimenciones en Twitter impedían discutir con fluidez. Se comían el espacio y, de los 140 caracteres, sólo quedaba un resquicio para aportar poco más que un “de acuerdo” o “no opino igual”. La mayoría de veces te veías en una de esas de repente, a modo de metralleta lanza SPAM, sin posibilidad de salirte de la conversación.

X redes sociales X twitter X facebook X gurus X humo X estafadores X socialmedia X marketing online

Actualmente la última moda tuitera de los gurús de pacotilla es etiquetar al personal en fotos, carteles de eventos, fotos de paisajes y hojas de flores con gotas de rocío. Por no hablar de las frases de motivación y autoayuda que no se cree nadie, y menos el que lo publica. Pero nada comparable a la nueva técnica que está causando furor: tuitear fotos sin fuste sacadas de Google etiquetando al máximo permitido de 10 cuentas. Abordando cualquier tema: comidas, frases cursis, cafés…

Y yo me pregunto: ¿Para qué? El objetivo parece claro, escalar puestos en el ranking de Klout, ese índice de influencia en Redes Sociales que no funciona bien pero es el menos malo de los que existen. Obsesión total con el dichoso marcador. El lado oscuro del asunto es que la influencia que creen haber obtenido estos sujetos es fácilmente desmontable abriendo un poco los ojos, observando que siempre son las mismas personas las que interactúan con ellas. Su círculo. Esa caterva etiquetada que retuitea con fe.

Son expertos en meterse en conversaciones ajenas, parasitar #hashtags con cierto éxito, lanzar encuestas chorra de asuntos banales… Joyitas, vamos, que llenan de basura nuestros timelines.

En Facebook pasaba, y aún sucede, tres cuartos de lo mismo, pero al menos cuando te etiquetan puedes permitir o no que se publique en tu muro e incluso eliminar la etiqueta, librándote del aluvión de notificaciones.

Estos gurús de quita y pon no se cortan y, con las cuentas corporativas, publican contenido propio en otras fanpages directamente, e incluso alguno usa a sus clientes para beneficio propio. Sin olvidarnos de aquellos que lanzan alabanzas en tropel a ciertas marcas y productos, siendo compartidas por sus trabajadores y colaboradores. Pero claro, cuando aquellos dejan de ser clientes, arremeten enfurecidos criticándoles y airenado sus vergüenzas. Seguidos, por supuesto, de sus acólitos. En cierto modo son trolls, todos ellos. Autómatas.

Pero lo anterior es superado con creces por las dos acciones que más vergüenza ajena me producen, relacionadas con la total carencia de relevancia, de contenido de calidad y de un mínimo de profesionalidad. Esas empresas que lanzan, todas a la vez los tuits más recurrentes del mercado, sin analizar a la competencia ni importarles convertirse en gotas del océano: “Hoy es 29 de Julio, felicidades a todas las Martas.” o la guinda: “Por fin es viernes.”

Coherencia, señores. Que andamos faltos.

 

 

 .

6 redes sociales para 2015 y un consejo para cada una.

He redactado este post para intentar dar algo de luz, desde mi experiencia personal, al batiburrillo de redes sociales que nos rodean, mediante un listado de las que uso a diario y que por un motivo u otro (vienen explicados) recomiendo.

  • Twitter:
    Actualmente no tiene rival.
    Ya sea a nivel personal o profesional tener un perfil activo en Twitter es obligatorio. Con la práctica y una vez pasada la primera fase de alucine global, recomiendo tuitear menos y que sea de mayor calidad. Poco a poco se consigue separar el trigo de la paja obteniendo un timeline acorde a tus necesidades informativas. Las únicas notificaciones de social media que tengo activadas en el móvil son las menciones y DM (mensajes directos) de Twitter.
    Consejo: Creo que es un error tener “conectada” esta red social con cualquier otra, personalmente me parece un estorbo. Se tardan 20 segundos en redactar un tuit así que desconecta todo lo que tengas automatizado y céntrate en alimentar esta red como se merece. Verás cómo te devuelve ese buen trato antes de lo que te imaginas.
  • Facebook:
    Para muchos agoreros una red social que ya está muerta y enterrada. Nada más lejos de la realidad en mi opinión, que la considero un pilar básico en la construcción de una marca personal en Internet. Para empresas es cierto que todo ha cambiado tanto en tan poco tiempo que a veces no queda otra que pasar por caja para sacar la cabeza entre la inmensidad de contenidos irrelevantes, pero también es cierto que si le pones pasión, ganas y el tiempo adecuado (ni mucho ni poco), los resultados siguen llegando.
    Consejo: Tener muy claro lo que quieres conseguir con tu presencia en esta red, de ello dependerá tu estilo de contenidos y tu forma de interactuar con el resto de personas y empresas.
  • Instagram:
    Poco a poco va ganando adeptos, entre ellos yo mismo. Muchas mejoras por delante e infinidad de posibilidades de desarrollo hacen de Instagram un punto fuerte en la estrategia de social media de cualquier marca personal o empresarial. No me gusta nada cuando alguien sube varias fotos seguidas, prefiero una al día de mayor calidad. Instagram no es Facebook aunque sea de Facebook.
    Consejo: Usar hashtags y localizar fotos por ubicación ayuda a aumentar la difusión de tus publicaciones.
  • Strava:
    Una red social imprescindible para deportistas habituales. Registro de entrenamientos, totales, agenda, eventos, comunidades, segmentos (tramos clave de algunas rutas para “picarte” con los amigos), comentarios en las carreras, localización de nuevas zonas y de atletas, salidas en grupo conjuntantas… Strava es válida para carrera a pie, bicicleta y natación. Vamos, es una maravilla.
    Consejo: Sube únicamente las rutas trackeadas mediante un GPS para poder consultar la altimetría, ritmos, pulso, etc… En mi opinión no aporta nada hacerlo de forma manual, excepto cuando hayas olvidado el pulsómetro o el móvil y quieras guardar la sesión para control personal.
  • Google Plus:
    Complicado sacarle punta a la red social de Google a corto plazo pero una vez que introduces su gestión entre las rutinas diarias verás como a la larga merece la pena. Sólo por el posicionamiento SEO que generan sus posts hay que estar presente en ella. Añade a tus círculos a poca gente al principio, que sea referencia y de calidad contrastada, que se trate de fuentes de información fiables. Esta selección afectará posteriormente a muchas más cosas de las que te imaginas en tu día a día con el buscador. Aléjate de los optimistas de todo a 100, los hay a patadas (punto aplicable para todas las redes sociales).
    Consejo: Hasta ahora he conseguido muchos mejores resultados para las empresas que para las marcas personales.
  • Linkedin:
    Adaptándose de un modo envidiable a muchas de las novedades del marketing online, hay que seguir muy de cerca a esta red social. Válida para cualquier profesión, al menos para aquellas cuyos clientes potenciales tengan presencia en ella, que son prácticamente todas las existentes. Para empresas no he conseguido sacarle punta, si eres o conoces un caso de éxito, ruego me lo cuentes. Interesante el movimiento que ha surgido últimamente que aboga por mantener Linkedin con contenido profesional, dejando de lado el ocio y lo personal. Pero claro, en las marcas personales esto está tan solapado que cuesta separarlo.
    Consejo: Cuidado con los spammers, lamentablemente Linkedin está lleno de ellos. Que no te tiemble el pulso a la hora de eliminarlos de tus contactos.
6 redes sociales para 2015 y un consejo para cada una.
Foto Flickr: https://www.flickr.com/photos/69724017@N08/13938466111

No olvidemos que lo anteriormente comentado debe disponer de un reflejo coherente en nuestra web, a ser posible un blog personal diseñado con WordPress, que aglutinará los contenidos compartidos en las redes de un modo lógico, ordenado y priorizado según nuestros intereses. En dicho portal desarrollaremos estos conceptos con mayor profundidad, respondiendo las preguntas de los visitantes y actualizando contenido con la frecuencia adecuada.

 .