Tag Archive for triathlon

Triatlon de Agramón 2015

Por cuarto año consecutivo me dirijo a Agramón a competir en su triatlón, el más famoso de la zona y quizá el de más nivel. Vuelvo al lugar donde empezó todo allá por 2012. Una pena que mis hermanos, que el año pasado estuvieron conmigo, no puedan venir esta vez. Eso sí, voy bien acompañado.

Triatlon de Agramón 2015

Ha llovido mucho antes de la salida, refresca un poco en la orilla del Pantano de Camarillas, la mayoría de los atletas lo agradece, pero yo echo en falta más calor. Soy murciano, que se note. Dan la salida y arranco con todo, pero desde el primer momento noto que no me encuentro bien en el agua, me cuesta respirar, me llevo muchos palos y no cojo ritmo.

Triatlon de Agramón 2015

A eso sumamos que no distingo las boyas de los gorros amarillos que nos han dado, nadando al bulto con la consiguiente inseguridad de no saber por dónde voy. Cruzo las boyas en medio del grupo y me dirijo a la salida con más pena que gloria. Qué mal he nadado. Eso sí, salgo con una sonrisa, como siempre, y afronto la T0 (recorrido de 600 metros desde el agua hasta la T1) con ganas de remontar.

Triatlon de Agramón 2015

Hago la transición rápido pero sin presión, olvido los calcetines y me subo a la bici descalzo por primera vez en mi vida, que sea lo que Dios quiera. Pierdo además unos segundos preciosos metiendo todo en una bolsa de plástico para que no se salga de la cesta que luego nos traerán al pueblo. Puede que haya sido un error hacerlo. Por fin me olvido de todo y me subo a la bici.

Triatlon de Agramón 2015

Desde el primer momento me veo fortísimo, adelanto muchas unidades en la rampa de salida del pantano hasta el enganche con la carretera. Nunca me había visto tan cómodo en este sector en un triatlon, normalmente es el que peor se me da, pero estoy seguro que hoy será diferente. Rondo una media continua de 35 km/h, aunque falta la subida hacia Hellín que suele atragantárseme. Veremos qué tal.

Triatlon de Agramón 2015

Encaro la recta de subida, suave pero continua, convencido de mis opciones. Continúo con fuerza todo el recorrido, sin ningún imprevisto que resaltar ni sorpresas como otros años. Sólo pedalear a muerte, acoplarme y disfrutar de lo bien que me encuentro sobre las dos ruedas. No voy a gastar más palabras en los grupos de ciclistas que no respetan las reglas y van dando relevos, algo prohibido en esta prueba. Ellos mismos.

Triatlon de Agramón 2015

Creo que sólo me ha adelantado un corredor en todo el sector y ha sido en la bajada, casi en la entrada a Agramón de nuevo, que cruzamos dirigiéndonos a los boxes con el último esfuerzo pintado en la cara.

Triatlon de Agramón 2015

Hago la transición 2 bastante rápido, el no tener calcetines me da un poco de miedo, si ya era la primera vez que iba en bici sin ellos, tener que correr 5kms también así va a ser complicado, pero qué demonios, si aprieto serán poco más de 20 minutos, ¿qué puede pasarme? He olvidao los cordones elásticos y pierdo otros buenos segundos ajustándome las zapatillas. ¡Error de novato!

Triatlon de Agramón 2015

Atravieso la fiesta de las calles de Agramón con una sonrisa en la cara, esta gente es la ostia, qué buen rollo transmiten y qué buenos ánimos nos dan a los corredores. Desde la primera zancada me siento volando. Adelanto un buen número de corredores mientras sigo concentrado en la técnica y en la respiración.

Triatlon de Agramón 2015

Según mi Garmin voy por debajo de 4min/km continuamente, sorpresa total. En la recta que sale del pueblo me cruzo con los compañeros del club, nos animamos mutuamente, menudo subidón. Veo sus caras, sus sufrimientos e imagino mi rostro, maquillado con las gafas. Tengo los pies destrozados, veo sangre en la zapatilla derecha, tengo que practicar más esto de correr sin calcetines.

Triatlon de Agramón 2015

Aprieto un poco más, veo a Parra a unos metros por delante, me temo que no podré alcanzarle, me va a faltar un kilómetro. Este último sector a pie se está convirtiendo en mi especialidad últimamente, pero no es suficiente. Me he propuesto no mirar el tiempo total de carrera, el año pasado me llevé un chasco importante al no bajar de 1h20m como había previsto. Hoy sólo tengo puestos los parciales y ritmos por sectores, no quiero distracciones.

Triatlon de Agramón 2015

La técnica es satisfactoria, cruzo la meta en 1h15m, una barbaridad para mí. Levanto los brazos y respiro hondo. ¡Cómo me gusta esto!

En la vida hay que saber ganar y perder. Esta vez, tras tres victorias consecutivas (Olímpico de Jumilla, Half Ironman de Almudayna y Carrera Aidemarcha) me tocó morder el polvo contra mi gran amigo-rival Francisco Parra, por lo que fué un auténtico placer promover un manteo para él, al que me ayudó todo el equipo TRI Impulso. ¡Sois grandes, chavales!

Me ha ganado, por primera vez, con todas las de la ley. Se lo merece y así se lo reconozco. Nos veremos las caras de nuevo. Esto es la esencia del triatlon.

Triatlon de Agramón 2015

Gracias especiales a Antonio Caravaca, compañero del club, que nos abrió las puertas de su casa donde pudimos disfrutar del “tercer tiempo” con un grupo de gente que, cada día, me demuestran lo grandes que son.

Estos son los tiempos oficiales: (Link a Conxip)

  • Natación 750m – Tiempo: 0:13:432 – Posición: 87
  • Bicicleta 20km – Tiempo: 0:35:44 – Posición: 54
  • Carrera a pie 5km – Tiempo: 0:20:26 – Posición: 66
  • Tiempo total: 1:15:36 – Posición: 69 de 339

Analizando los años anteriores es curioso ver cómo he mejorado mi mejor marca 6 minutos sobre el 2014, y eso que he hecho la peor natación de los últimos 3 años, sólo fue peor el año del estreno en 2012. En cambio en bici y corriendo he pulverizado mis registros. De todo se aprende.

Triatlon de Agramón 2015

Lo que aprendo, año tras año, es que me divierto como un niño compitiendo. Que las cervezas post-carrera son lo mejor del mundo. Que la gente que conozco es un tesoro. Que Tito, Francis, Marisa y Oscar, Maribel, Juanan y tantos otros sois especiales y generáis un buen rollo que se contagia.

¡GRACIAS!

Sentir cómo mejoras es una sensación complicada de explicar con palabras, exprimirte en cada carrera, cruzando alternativamente esa delgada línea roja que separa el placer del sufrimiento.

 

 

 .

Triatlon Olímpico de Jumilla 2015 – Festrijump

Aún no sé si se ha dado el caso de que tres hermanos compitan en el mismo triatlon el mismo día. De lo que estoy prácticamente convencido es que será difícil encontrar el caso de que dos de ellos suban al podio. Triatlon Olímpico de Jumilla 2015: Jorge hace tercero de la general y Pablo tercero sub23. Mi abuelo estaría orgulloso.

Festrijump Jumilla

Comienzo la crónica por el final y hablando de ellos, de la familia y los piques sanos que surgen entre nosotros. La salsa del deporte.

Los entrenamientos anuales comienzan a dar sus frutos, ha sido un periodo de muchos cambios, de horarios y de trabajos, ajustes que me han permitido subir a una media de 6 horas de entrenamiento semanales, casi el doble del año anterior.

Este Triatlon de Jumilla es especialmente complicado al tener dos zonas de transición totalmente diferenciadas, lo que obliga a dejar las bicicletas el día antes por la tarde, de modo que un camión de la organización las traslada al pantano de Camarillas, donde se realiza el primer sector, a nado, de la prueba. Hemos convertido esa complicación en una ventaja y nos hemos ido a nuestra casa de Jumilla los 12 triatletas del club que vamos a competir en esta prueba, en una mezcla de convivencia-concentración previa que ha servido para estrechar aún más si cabe los lazos que nos unen.

Festrijump Triatlon Jumilla

Cenamos pasta como si no fuéramos a comer nunca más en nuestras vidas. Damos un paseo y a la cama prontito. A las 5 suena el despertador, desayuno lo de siempre: mucho cafe con leche y muchas (muchísimas) galletas. Un plátano a la mochila para comerlo, como cada competición, una hora antes de la salida. 4 horas más tarde, se dice pronto, estamos en la orilla del pantano, con esos nervios tan característicos que anteceden el bocinazo que pondrá en marcha el espectáculo. Es el primer triatlon olímpico que realizo sin drafting (no puedes ir a rueda de nadie en bicicleta) lo cual premia a los ciclistas aún más de lo habitual. Estoy con ganas. Se nota. Eso me dicen.

Festrijump Triatlon Jumilla

Festrijump Triatlon Jumilla

salidapantano

Desde el primer momento me siento cómodo en el agua, es la primera vez que uso neopreno en una carrera y las sensaciones son tan diferentes que por un momento pienso que voy en cabeza. Al llegar a la primera boya me doy cuenta de que no ha sido una sensación, es una realidad y estoy, a ojo, entre los 20 primeros. Me centro en continuar nadando relajado, hay pocos golpes esta vez, excepto algún manotazo aislado y totalmente normal.

todosnadando

Encaro la vuelta y, sorpresa, la boya amarilla, única referencia cuando estás en pleno esfuerzo, en la que tenemos que volvernos para girar no está. Sigo concentrado en la respiración y brazadas, no me vaya a dar flato, pero la boya sigue sin aparecer. Por las referencias de los árboles y la gente que está en la linea de salida puedo hacerme una idea de la trazada hasta que, ya muy cerca de la orilla, no doy crédito cuando veo que una lancha de la organización se ha puesto delante de la boya, tapándola por completo. Me paro a su lado y grito algo que ahora no recuerdo, semejante a: “¿Pero estáis locos? ¡Poned la boya delante!”

En esos momentos veo cómo algunos nadadores han girado antes de darle la vuelta por detrás a la lancha (y la boya), lo que me ha hecho perder bastantes posiciones, puesto que yo sí he dado todo el giro. Maldigo la situación y encaro la segunda vuelta intentando relajarme. Adelanto varios puestos y ya no sé en qué posición estaré. Salgo del agua y me pongo las zapatillas para hacer la transición 0, como algunos la llaman, que conecta la orilla del pantano con el box. “¡Vas muy bien, Nacho, el 25 o así!” me grita alguien. Lo que me pone las pilas y subo como un cohete, destino mi bici. Veo a mi amigo Oscar (que está en la orilla a punto de comenzar su Medio Ironman) y a Maribel. Sus ánimos son gasolina.

Festrijump Triatlon Jumilla

Siempre he temido al sector de la bici, es habitualmente el que peor se me ha dado hasta la fecha. Pero los entrenamientos de este año no han sido en balde y en el kilómetro 24 de los 46 ya he alcanzado a Fran Parra. ¿Quién es este tipo? Pues es el compañero de equipo con el que me he picado desde hace varios meses, con la mente puesta en este Triatlon de Jumilla. Él es un nadador consumado, se defiende en bici y corremos a la par, por lo que estará reñido saber quién será el ganador particular de esta mini-competición. Fran sale del agua en novena posición y yo el 21, me ha metido 2 minutos y medio que, como antes he contado, he conseguido pulverizar a mitad de sector. Le veo a lo lejos, me pongo a su lado y le animo pero sé que esta apuesta ya tiene un ganador. Voy a cerca de 34 km/h durante todo el recorrido, y eso que hay casi 600 metros de desnivel positivo acumulado.

Festrijump Triatlon Olimpico Jumilla 2015

Cuando me he tomado un gel a la salida del pantano, se me ha caído otro, así que estoy sin nada para afrontar el resto de carrera, hasta que veo a los amigos de Adventure Bike en al avituallamiento de Agramón y les pido uno, que me guardo dentro de la pernera del mono. ¡Gracias tíos!

Durante este sector vuelo literalmente, nunca me había sentido tan fuerte sobre dos ruedas, adelanto y me adelantan pocos, buena señal al haber salido tan arriba del agua. Hay algo de viento en contra, pero no muy molsto. Me acoplo y tomo la referencia, dejándole unos metros por delante, de un ciclista llamado Enrique, es todo lo que por ahora sé de él, el nombre de su dorsal, que va a mi misma velocidad. Los jueces en moto, muchísimos, comprueban que vamos lo suficientemente alejados como para no chupar rueda. De hecho me pongo en el lado contrario de la carretera cada vez que él se mueve, para no dejar ninguna duda. Lo dicho, disfruto como un enano y llego a la transición 2 como un misil. Contento, convencido de que sigo en las primeras posiciones.

Me bajo de la bici con bastante problemas pues dudo entre dejar las botas caladas e ir corriendo o quitármelas como siempre y correr con ellas puestas. Tras un momento de tensión en el que no me caigo de milagro, consigo meter las botas de la bici en una bolsa y sacar las zapatillas de correr (aún no me explico esta decisión de la organización) y salgo a por el tercer y último sector de hoy.

Festrijump Triatlon Olimpico Jumilla 2015

El sol es ya de justicia a esta hora del día, y eso que parecía nublado, lo que complica un poco los ritmos iniciales. Me planteo ir a 4 minutos por kilómetro muy centrado en la técnica y mirando de reojo por si se me acerca alguien por detrás. El cansancio comienza a hacer mella, van casi 2 horas de competición y entonces me acuerdo del gel que me había guardado. Lo saco con tan mala suerte que se me escurre de las manos y se me cae al suelo. Decido continuar corriendo, sólo queda algo más de la mitad y perder el tiempo en parar, darme la vuelta y cortarme el ritmo creo que no merecerá la pena. Pero entonces mi Pepito Grillo interior me convence de que más vale perder 1 minuto que tener un pajarón y hago todo lo que hace 30 segundos negaba. Me tomo el gel como si fuera maná del cielo y encaro la segunda vuelta apretando los dientes. Entonces veo a Fran, con el que me cruzo en una zona de doble sentido. Le saco unos 3-4 minutos. Respiro tranquilo.

Festrijump Triatlon Olimpico Jumilla 2015

Llego a meta bastante entero, veo a mi padre y Fran Francés animando. Aprieto los puños y levanto los brazos. Esta vez la foto sí que es representativa. No me imagino lo que debe ser ganar una carrera alguna vez. Busco a mi hermano Jorge y esperamos juntos a Pablo. Tres Tomás Triatletas en meta. ¡Mola!

Festrijump Triatlon Olimpico Jumilla 2015

Los tiempos finales oficiales son estos:

  • Natación – Tiempo: 0:27:00 – Posición: 21 (Media de 1:40, contando el parón en la maldita boya invisible)
  • Bicicleta – Tiempo: 1:22:11 – Posición: 20 (Media de 33,5km/h)
  • Carrera a pie – Tiempo: 0:41:35 – Posición: 23 (Media de 4:13m/km)
  • Tiempo total: 2:37:34 – Posición: 21 de 160

Festrijump Triatlon Olimpico Jumilla 2015 Festrijump Triatlon Olimpico Jumilla 2015Festrijump Triatlon Olimpico Jumilla 2015

Vamos llegando todos los compañeros de equipo, animándonos entre todos. Ahora toca hablar un buen rato, tomarse muchas cervezas y analizar lo sucedido. Es un lujo compartir momentos con esta gente: Pablo Candela, Joel García, Antonio Lopez, Alex Martinez, Matias Gonzalez, Manolo Grillo, Eneko Emparanza, Antonio Fernandez (el presi), Eduardo Juarez, Fran Parra y mis hermanos.

Casualidades de la vida, Enrique el ciclista referencia, es el hermano de un viejo conocido. ¡Qué cosas!

Gracias a Bricofermín por ser nuestro patrocinador principal, y al resto de empresas que confían en el deporte como canal de comunicación. Esto debe ser parecido a los futbolistas cuando dicen que sienten los colores, ¿no?

Festrijump Triatlon Olimpico Jumilla 2015

Dejo para el final una pequeña crítica a la organización, que podría tener pase por ser nuevos en esto:

  • Hubo una reunión técnica que contradijo aspectos que se comentaron por mail unas horas antes.
  • Se cambió la hora de salida el día antes.
  • El tema de las boyas en el pantano que ya he comentado arriba, esto es de traca, sólo si has nadado en un pantano con otros 150 animales dándote palos entiendes lo incomprensible de que taparan la boya, única referencia para los nadadores.
  • Los jueces en la salida decían cada uno una cosa respecto a los chips, cestas de transición, guardarropa, etc… Desesperación.
  • La seguridad de las zonas de transición era nula: podía entrar gente y llevarse una cabra o un casco de valor económico importante y nadie se habría enterado.
  • Insuficiente señalización en los cruces de la carrera a pie y de la bicicleta, les preguntabas y nadie sabía nada…
  • Eso sí, la gente ENCANTADORA.

Ojalá sirva para que mejoren de cara al año que viene.

La clasificación oficial queda así: LINK

En resumen, ha sido una buena piedra de toque y prueba de fuerza para el gran objetivo de este año: el Half Ironman de Almudayna del 30 de Mayo.

¡Me veo preparado!

 

NOTA: Fotos propias, de mi padre, de Adventure Bike y de la organización.

 

 

 

 .

Triatlon de Agramón 2014

Voy a empezar esta crónica por el final. Voy a recrearme en la siguiente foto durante unos años. Tres hermanos juntos en la meta, abrazados, contentos y orgullosos los unos de los otros.

Agramon Llegada

Llego al Triatlon Valle de Agramón 2014 más preparado que nunca, con dos meses de entrenamientos brutales tanto en calidad como en cantidad. Algunos cambios laborales en mi vida han permitido que saque más tiempo para este hobby (y también para mi familia), de lo cual estoy cada día más contento.

Acaba la temporada con esta exigente prueba, en la que participan varios profesionales y poco a poco se está convirtiendo en referencia ya no sólo en la zona, sino en todo el país. El año pasado hice 1h 23m 50s. En mi fuero interno visualizo cruzar la línea por debajo de la hora veinte. Sólo tengo que mejorar un minuto en cada sector y algo las transiciones.

El día de antes, haciendo el último entreno antes de la carrera, se me pincha una rueda de la bicicleta por primera vez en dos años que la tengo. La cambiamos sin mayor complicación, pero el susto de novato en estas lides me lo llevo.

El sábado 2 de Agosto los tres hermanos desayunamos fuerte, no tengo ningunos nervios. Será mi tercer Triatlon de Agramón consecutivo. Aquí fue donde me bauticé en este mundo en 2012. Aquí fué donde el año pasado se bautizó mi hermano Jorge. Y aquí será donde hoy mi hermano Pablo se bautice en este mundo. Curioso. Tres años seguidos, tres estrenos seguidos de tres hermanos ordenados por edad. Muy curioso.

Si hay algo que no me guste de esta prueba es que echas el día entero en ella. Por la mañana hay que llevar las bicis y recoger el dorsal, volver a casa a comer (suerte que nuestro campo está a sólo 30 minutos) y a las 16:30 de la tarde estar de nuevo en Agramón para que los autobuses nos lleven a la salida en el Pantano de Camarillas.

Agramon 23

Allá vamos con las 4 bicis (sí, 4, mi padre se viene a animar a sus tres hijos y de paso quiere hacer una parte del sector ciclista en su clásica MTB) y cuando nos las están cargando en el camión me doy cuenta de que se me ha vuelto a pinchar. Muevo Roma con Santiago, compro otra cámara y llamo a Tito de Adventure Bike que me tranquiliza, diciendo que me la arreglan antes de la salida.

Llego al pantano en el coche de un señor de la zona que se ofrece a llevarme, acepto encantado para ganar tiempo, en mi cabeza la rueda pinchada y el miedo a no poder tomar la salida. Pero Tito es un crack y con la ayuda de Javi, mecánico, me cambian la rueda en menos de 1 minuto. Me siento como los pilotos de Fórmula 1 en boxes, ha sido todo tan rápido que aún ni ha llegado el autobús con el resto de atletas. Les debo la vida. Mil gracias.

Agramon Pinchazo

Más de 300 valientes en la orilla. Caliento un poco en el agua y me coloco en primera línea, he mejorado bastante nadando y no quiero llevarme muchos palos esta vez. Pero sucede todo lo contrario, desde las primeras brazadas noto que estoy en el ojo del huracán: golpes y más golpes, ininterrumpidos. No consigo respirar bien y tengo una de las gafas llena de agua. Más patadas y zarpazos en la primera boya. Indicios de flato. Voy lento. Llego a la segunda boya y ya todo es más sencillo: el sol se refleja en la alfombra de la salida del pantano y es fácil tomarlo como referencia. Es lo único que veo, los ojos empapados, las gafas a la mierda. Más flato. Acelero y dejo algunos atrás, pero no tengo ni idea de cómo voy. Salgo del agua y tropiezo, estoy algo mareado, pero miro el reloj y he recortado un minuto el tiempo del año pasado. 12m49s para estos primeros 750 metros, puesto 87. Bien.

Agramon Natacion

Me pongo las chanclas y comienzo la interminable primera transición, de casi 500 metros, por un sendero de tierra muy cuesta arriba hasta las bicis. Me cuesta respirar, el flato no perdona no haber respirado adecuadamente en el agua (a ver quién lo hacía con el tráfico que había) y me adelantan muchos, muchísimos corredores antes de llegar a descolgar la montura y comenzar a pedalear. Otro minuto recortado en la transición. Vamos según lo previsto. Bien.

Para quien no conozca la salida del Pantano de Camarillas hasta la carretera, puede imaginar la rampa de un parking cualquiera, pues así durante casi 1 kilómetro. Todos vamos pegados al suelo, algunos incluso no pueden meter las calas en los pedales. Creo que es la zona del Tri (exceptuando la meta, claro) en la que más animadores hay.

Agramon bicicleta 1

Adelanto algunos en la primera subida y como en esta prueba no se permite drafting, no me preocupo por seguir buenas ruedas. Me centro en lo mío y listo. Conocer el recorrido ayuda mucho y yo mismo me sorprendo de ir tan bien (los entrenos en bici de este año también ayudan, claro). Veo a mi padre, que va con su BTT y le doy una palmada en el culo, me grita ¡ANIMO! y su apoyo es como tomarse un gel.

Agramon Bicicleta

Hablando de comer, me tomo el que llevo y menudo error. Adelanto varias unidades y sólo me pasan 10 o 12 durante los 20 kilómetros de este sector. Tengo ganas de vomitar, el gel me ha sentado fatal, las arcadas siguen y valoro la idea de parar un momento a echar hasta la primera papilla, pero comienza la bajada hasta Agramón y las angustias se evaporan, aunque vuelven en la subida al Puerto de Hellín, reducidas, eso sí. Llego a la T2 contentísimo y sin más complicaciones, mi mejor sector hasta la fecha, aunque he necesitado 1 minuto más, dada la fuerza del viento en contra que no ha perdonado en una buena parte del recorrido. Mejoro 60 puestos respecto al año pasado. Qué pena que me haya adelantado tanta gente en la T1.

Dejo la bici, veo a mi mujer y mis hijos animando como si fuera Campeón del Mundo, hago una transición limpísima (15 segundo más rápido, un 15% mejor al tratarse de una zona normal, no como la primera) y me lanzo a correr.

Agramon Pie 2

El primer kilómetro a 3:55, voy fenomenal e intento aguantar el ritmo que, lógicamente, baja un poco pero consigo mantenerlo en 4:20 durante los 5kms de la carrera a pie. Veo y oigo ánimos de Armando, Maribel, David, Raúl, Paco, Miguel, Juanan… Gracias a todos, me vienen de lujo. Al final he mejorado otros 65 puestos este sector respecto a 2013, recortando más de 1 minuto.

Agramon Pie

Cruzo la meta con un tiempo final de 1:21:39 y el puesto 109 de 324. Son 58 peldaños subidos en comparación con el año pasado. Dicen que mal de muchos, consuelo de tontos. La mayoría de los triatletas empeoraron sus tiempos del año pasado. Analizando los resultados, hay una caída generalizada de entre 3 y 5 minutos debida al fuerte viento que sopló en contra en el sector de la bicicleta.

Agramon 22

El primer clasificado el año pasado me sacó 22 minutos y este año solo 15. Aún así tengo un sabor agridulce: me hubiera gustado bajar de la hora veinte e incluso estar entre los 100 primeros. Otra vez será.

Agramon Llegada 2

Mención aparte merecen mis hermanos. Jorge ha quedado el 12º de la general, con dos parciales estratosféricos en la bici y a pie, como mejore la natación el año que viene sube al podio. Y Pablo, el pequeño de la familia, se ha estrenado con un tiempazo de 1h31m, mejorando el tiempo de mi estreno, como entrene un poco más, el año que viene nos da un susto a todos. Resumiendo, contento pero con la espinita que he comentado antes.

Ir camino de los 40 y poder seguir disfrutando del deporte es el trofeo que me llevo. Ese, y tener la mejor familia del mundo.

 

 

 .

Una docena de consejos de novato para tu primer triatlon.

Este domingo me estreno como triatleta en distancia olímpica (1,5 kms nadando + 40 kms en bicicleta + 10 kms corriendo) en San Javier, en el TriWhite, un buen momento para rescatar este post que redacté para “Una docena de…” 

Antes de lanzarte a la aventura de inscribirte (y terminar, claro) tu primer triatlon, deberías leer esta docena de consejos para evitar situaciones dolorosas, en cuerpo y alma, que muchos novatos hemos sufrido. Úsalas como un manual de instrucciones, o checklist, y te ahorrarás problemas el día de tu estreno en este apasionante deporte. Allá van.

triatlon

1. Busca la distancia adecuada

Independientementen de tu estado de forma y de tu preparación, ya sea corriendo, en bici, o nadando, lo normal cuando te apuntas al primer “tri” es que no hayas entrenado nunca el mismo día los tres deportes, así que el primer consejo será que la distancia seleccionada para tu bautizo sea “Sprint”: 750m Swim + 20km Bike + 5km Run. Quizá te parezca poco por separado, pero rondando habitualmente un crono total de 1 hora y media en los inicios, se te puede hacer largo. Dejemos el Ironman para otro momento.

2. Entrena con cabeza

Entrena con cabeza, y si tienes un preparador/entrenador, mejor que mejor. La técnica es una parte fundamental en las tres disciplinas. Con unos rudimentos básicos de postura, pisada o brazada, mejorarás tanto o más que con palizas físicas. Muy recomendables ciertos videos de YouTube relacionados con el asunto. Separar el trigo de la paja no es tarea fácil, por ello lo mejor es visualizar directamente las competiciones, analizando pormenorizadamente cada atleta. Busca vídeos de Javier Gomez Noya y los hermanos Brownlee en Youtube para salir de dudas.

3. Come bien

La alimentación equilibrada es un pilar fundamental dentro de cualquier preparación. No hay que ser un lince para intuir que salir de copas, comer pantagruélicamente o inflarte a grasas y fritanga, recortara tus opciones en carrera. Recomendable realizar 5 comidas al día: desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena, ajustadas en hidratos de carbono y proteinas. Personalmente, me tomo siempre un plátano justo una hora antes de la salida.

4. Ponte cómodo

Valora la pequeña inversión, en comparación con el resto de gastos, del mono de triatlon. El día que lo pruebas, ya no puedes dejar de ponértelo. Cuando te mires al espejo, creerás que eres una morcilla de Burgos, pero ya conocemos el sabio refranero español: “Ande yo caliente…” Se agradece la pequeña badana, la almohadilla donde tus posaderas entran en contacto con el sillín, para el sector de bici y la posterior carrera a pie. Así como la tranquilidad de no tener que cambiarte de camiseta y pantalones en las transiciones.

5. Ordena el material en la T1

Antes de lanzarte al agua comprueba que has dejado todo el material en la T1 (la zona de transición desde la natación, el lugar donde debes haber “colgado” la bicicleta). Es de gran ayuda colocar el dorsal en un portadorsal y dejarlo a la vista, enganchado en el manillar, de esta forma cuando llegues podrás reconocer mejor tu box. Pon las gafas de sol (si las usas) dentro del casco. Ojo al desarrollo de la bicicleta, hay triatlones en los que la salida de la bici se realiza en subida, otros en llano o bajada, ajusta los platos y piñones para poder salir pedaleando sin demasiadas complicaciones.

6. Visualiza referencias en el agua

Nadar en aguas abiertas, playa o pantano, es una sensación especial que no tiene nada que ver con la piscina. No estaría de más que hubieras practicado algunas brazadas en el lugar de los futuros hechos. Ya no hablo del miedo, sino de la falta de referencias como las corcheras. Busca referencias más allá de las boyas (árboles, edificios…) tanto para la ida como para la vuelta. Vienen muy bien unas gafas polarizadas para evitar el reflejo del sol y perder dichas referencias.

7. Nada a tu ritmo

Durante la natación, más vale sacar la cabeza y ver que vas en la trazada correcta que pegarte a alguien y pensar que él va bien dirigido. Quizá él piense lo mismo y os llevéis de regalo unos cuantos metros de más. Muy recomendable calentar un poco dentro del agua antes de empezar. Cuando todo comience, no te asustes si te llevas manotazos hasta en el carné. Relajación, sigue tu ritmo o no pienses mucho.

8. Cuidado en la primera transición

Cuando llegues a la T1, busca tu bici, deja las gafas y el gorro de natación en la cesta, ponte el dorsal (girado hacia la espalda), las gafas y el casco, en este orden si no quieres que las gafas salgan volando por los aires cuando llegues a la T2 y te quites el casco, y cázate las botas de bicicleta, con o sin calcetines según tu criterio (si los usas, ya te los dejas puestos para la carrera a pie). Descuelga la bici y, sin montarte en ella, busca la salida. Una vez cruzada la línea, podrás ponerte a pedalear. Da comienzo el segundo sector.

9. Reconoce el recorrido de la bici

Si llevas algo de comer, este puede ser un buen momento para tomártelo, junto a un buen trago de agua del bidón que deberías haber dejado lleno y fresquito en tu montura antes de tirarte a nadar. Conocer el recorrido de antemano es un As en la manga, que te evitará sorpresas del estilo de curvas cerradas, rampas matadoras y descensos de vértigo. Como sabrás hay triatlones drafting y no-drafting (en los que no puedes ir a rueda de otra bici), cumple religiosamente las normas si no quieres que te descalifiquen.

10. Cuidado en la segunda transición

Cuando llegues a la T2 (donde cuelgas la bici y sales a correr, a veces coincide con la T1), hay varias cosas a tener en cuenta. Descala las botas y entra empujando la bici con la mano. Ojo a los jueces y el “Pie a tierra”. Cuidado con el cierre del casco, te pueden sacar tarjeta amarilla por desabrocharlo antes de tiempo, no lo hagas hasta que hayas colgado la bici en el número correspondiente. Gira el dorsal y póntelo delante. Deja el casco y cámbiate las zapatillas lo más rápido que puedas, pero con tranquilidad y seguridad. Es de gran ayuda usar cordones elásticos, o a las malas, dejar las zapatillas atadas para no tener que perder tiempo haciéndolo. Asegúrate que no están demasiado fuertes no vayas a tener que pedir un calzador a alguien del público. Comprueba que los calcetines, si los llevas, estén bien estirados para evitar arrugas y posteriores ampollas. Da un trago al bidón, si te queda algo, y prepárate para afrontar la tercera y última parte de tu primer triatlon.

11. Comienza suave la carrera a pie

Comienza suave la carrera a pie. La sensación de empezar a correr cuando te bajas de la bici es difícil de explicar. Creerás que vas parado, como si no avanzaras, pero deja pasar unos minutos y enseguida cogerás el ritmo normal. Aprieta conforme te veas más suelto, pero sin emocionarte más de lo debido, no vaya a darte un tantangurrio antes de tiempo.

12. Ponte guapo para la foto

Pon cara de campeón al cruzar la línea de meta, seguro que luego puedes buscarte entre las muchas fotos que se suelen hacer y disfrutar eternamente de tu proeza.

Espero que con esta docena de consejos consigas terminar tu primer triatlon sin mayores inconvenientes que tus limitaciones deportivas. Recuerda que es tan importante la preparación mental como la física, esta lista no entrenará por ti, pero puede evitar que te agobies pagando alguna de las novatadas que muchos hemos sufrido y suelen hacer mella durante la carrera.

La foto destacada es de pbaitor vía photopin con licencia Creative Commons

 

 .