Tarjetas de visita

En plena época del social media, bombardeados con propuestas por tierra, mar, aire e internet, pienso en las tarjetas de visita. Y pienso en ellas porque tengo una pila con 500 esperando a ser correctamente organizadas. Muchas de ellas son llamativas, y no lo digo por lo que ofrecen o proporcionan, me refiero, simplemente a esas tarjetas diseñadas con el Paint, con una foto desenfocada, con tres tipos de fuente diferente, con las letras torcidas, esas que están mal recortadas, con colores estrambóticos o imagénes prediseñadas. No me considero ningun pijeras en el asunto pero es una lástima cuando una persona te gana en la distancia corta, que el recuerdo que te lleves a casa sea una horterada de proporciones bíblicas.

Tarjetas de visita

Creo que es mejor pecar de simple que de rebuscado. He visto tarjetas que vosotros no creeríais. Tarjetas con 20 logotipos, 6 direcciones postales, 4 números de teléfono, 7 páginas web y, en cambio, sin email. Uso tarjetas desde siempre, y espero seguir haciéndolo durante muchos años e intento que sean acordes a lo que pretendo transmitir con ellas. Creo que se trata de una inversión más que necesaria y siempre, repito siempre, merece la pena.

Las considero la extensión de uno mismo, así que, al igual que nunca tendrás una segunda oportunidad de causar una primera buena impresión, aprovecha el momento y deja huella..

9 comments

  1. Fernando dice:

    Personalmente, si me dan una tarjeta ficho a la persona en mi lista de contactos sincronizada en todos mis dispositivos, y la tarjeta va a una caja y probablemente no la vea nunca más.
    A veces incluso si me da tiempo, devuelvo la tarjeta una vez fichado.
    Para mi sería buena una aplicación para pasar el contacto de móvil a móvil son tener que teclear los contactos.
    Saludos!

    • Nacho Tomás dice:

      Fernando, totalmente de acuerdo. Una vez “fichado” suelo dejar la tarjeta en una caja, me refiero al periodo de tiempo entre que te la entregan en mano y pasas los contactos al ordenador.
      Gracias por pasarte por mi blog!
      Saludos!

  2. Estoy de acuerdo contigo, totalmente y en todo.

    Nosotros, en nuestras tarjetas, incluimos un código QR que al escanearlo te agrega los datos directamente en tu agenda. Así facilitamos un poco.

    Lo malo es que no muchos tienen el lector QR instalado. Lo bueno es que al verlo preguntan y sirve para romper el hielo.. Jejejejejeje.

    Un saludo.

    • Nacho Tomás dice:

      No soy yo muy fan de los QR. Me parece que se han usado mal casi siempre.
      Prefiero una URL amigable y fácil de recordar que sirva de tarjeta de presentación virtual.
      Saludos, Victor, y gracias por comentar.

  3. Inma García dice:

    Estoy de acuerdo contigo. La tarjeta es el reflejo de la persona, o lo que es más importante, de la empresa, del producto que se desea vender o servicio que se ofrece. Creo que tienen que ser sencillas y claras para causar una primera buena impresión, como bien dices…nunca hay segundas oportunidades para ello!!

  4. carlos dice:

    Nacho, estoy de acuerdo con tu reflexión sobre las tarjetas de visita. Normalmente no se les presta mucha atención porque inmediatamente las “digitalizamos”….pero si son “infumables” sí que nos paramos uminuto y al menos, como mal menor, se nos escapa una sonrisilla.
    Por cierto, creo que voy cambiar ahora mismo el diseño de las mías. Gracias Nacho.

    • Nacho Tomás dice:

      Carlos me ha encantado tu matización: “Normalmente no se les presta mucha atención porque inmediatamente las “digitalizamos”….pero si son “infumables” sí que nos paramos uminuto y al menos, como mal menor, se nos escapa una sonrisilla.”
      Definición PERFECTA.
      Gracias por el comentario.

  5. Stampaprint dice:

    Una tarjeta de visita original es sin lugar a duda la manera mejor para no pasar inadvertido y suscitar el interés de las personas. Pero una tarjeta de visita debería contar ante todo con un diseño bien realizado que incluya la información necesaria de manera clara. Los diseños o formatos más creativos están bien siempre que sean pertinentes y adecuados al tipo de negocio o sector. Gracias, un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*