Una retirada a tiempo.

El 18 de Octubre de 2011 el deporte volvió a mi vida. Salí a correr. Casi dos años y medio y 2.600km después, he sufrido mi primera lesión. 

Desde siempre he practicado algún deporte, aunque sólo baloncesto a nivel competición (ligas municipales de Madrid) y nunca había tenido ningún susto como este. Bueno, he tenido esguinces, torceduras y escayolas como todo el mundo. Pero tan frustrante, nada. Tras varias semanas de preparación para la mítica Media Maratón de Santa Pola, en el kilómetro 8, la rodilla derecha levantó la mano y dijo “aquí estoy yo”. Iba sobrado, a un ritmo de 4:45 min/km aproximadamente, reteniéndome y sabiendo que podría haber apretado mucho en la segunda parte de la carrera. A ojo, creo que, viento mediante, habría rondado 1h 38m, lo que sería mi mejor marca personal.

Rodilla Santa PolaAsí (no) acabé la Media Maratón de Santa Pola.

Un agudísimo dolor impidió que diera un paso más, obligándome a ser atendido por las asistencias de la prueba. Me inyectaron un Voltarén intramuscular, fui al coche a cambiarme, me dirigí al bar más cercano. Mientras Antonio Rentero y Nacho López de Sa, mis dos compañeros de andanzas esta vez, terminaban, y me tomé 2 tercios de Mahou 5 Estrellas. Tristeza, frustración, rabia, pena e impotencia se daban codazos por entrar en mi cabeza mientras el alcohol y el antiinflamatorio actuaban de seguratas. Llegué a Murcia y por la noche los dolores volviero, fuí a urgencias y descartaron lesiones de gravedad, así que me vendaron y recetaron 5 días de reposo relativo.

Aquí estoy, a martes, subiéndome por las paredes, aunque imcumplir, por obligaciones laborales, el reposo, ayuda bastante. No podía imaginarme lo bien que sientan los ánimos recibidos, por redes sociales, whatsapp o directamente, llamando. Sois grandes. Y yo, ahora, pequeño. Gracias.

.

11 comments

  1. Anónimo dice:

    Seguro que trae aprendizaje y seguro que pronto nos volvemos a ver “corriendo” por ahí. Tiene pinta de irse tan rápido como ha venido.
    Fuerza y Salud Nacho, mucho ánimo.

  2. Sergio dice:

    Bueno,nos caemos para volver a levantarnos.Eso es lo mejor de todo.La frustración será una mera anécdota cuando vuelvas a correr.Qué verdad es,que sólo añoramos aquello que no tenemos.En tu caso,la buena salud de tu pierna derecha.
    Ánimo

  3. @raulesrules dice:

    Te conozco poco, poquísimo, pero sé que esos sentimientos de “Tristeza, frustración, rabia, pena e impotencia” iban a durar poco en un tío positivo como tú (con voltarén cinco estrellas o sin él).

    Ánimo y a ver si para la Media de Bullas estás listo.

    Un abrazo.

  4. RaMGoN dice:

    Poco que añadir a lo que ya te he dicho por otros lados, aunque eso sí el post carrera es de lo más insólito, el voltarén con los quintos debieron tener un efecto fantástico, eso sí que es hasta en los malos momentos tomarselo bien.
    Sólo desearte que pronto estés otra vez corriendo.

    PD: Desconocía tu pasado ex baloncestista, ya somos dos.

  5. Rafa Dudo dice:

    Mucho ánimo Nacho. Espero que te recuperes pronto y que vuelvas a correr pronto, aunque sea de cobardes.

    A mí correr, en mis tiempos de taekwondo, me sentaba fatal para los tobillos, aunque no llegué a necesitar mezclar drogas xDDDDD

    En todo caso no desesperes, seguro que pronto estás de nuevo corriendo o encestando, o en un deporte de menos impacto articular ^_^

  6. Nacho Tomás dice:

    Increible pero cierto. No tengo lesión. En 5 días puedo volver a hacer deporte, poco a poco, está claro. Gracias a Jose María Orfila, ¡pedazo de crack!
    Esa es la buena noticia. La mala es que voy a tener que depilarme para poder seguir yendo al fisio durante una buena temporada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*