Bicicleta,  Politica,  Un tuitero en papel

#PorUnaLeyJusta

Con la costumbre la piel se endurece. Como cuando vemos las noticias de los refugiados en la tele. Como cuando de pequeños veíamos a los niños de Etiopía muertos de hambre. Como cuando leemos que fulanito ha robado tropecientos millones de euros. Estamos vacunados contra la maldad. Deberíamos hacérnoslo ver. ¿Cuántos ciclistas mueren en las carreteras cada fin de semana? Pues eso. Tenemos cáscara. Deberíamos pelarnos.

Anna González, la mujer que perdió a su marido cuando circulaba en bicicleta dice textualmente en su Twitter: “Desterremos el término accidente cuando un conductor borracho y/o drogado atropella mortalmente a un ciclista y/o peatón.” Y no le falta razón.  Anna consiguió llevar 200.000 firmas al Congreso de los Diputados para el endurecimiento del Código Penal respecto a los homicidios por imprudencia y omisión de socorro. Qué menos, ni que estuviera pidiendo peras al olmo. Lo que tenemos legalmente no sirve. Toca cambiarlo.

Personalmente, desde esta columna, pido responsabilidad a ti que compartes una noticia en tus redes sociales. Pido responsabilidad a ese periodista que escribe sobre el atropello. Pido responsabilidad esa aseguradora que para pagar lo menos posible sigue enviando propuestas económicas irrisorias a los familiares de las víctimas. Pido responsabilidad a esos legisladores que consideran falta y no delito llevarte por delante, empapado en alcohol o con la cocaína saliéndole por las orejas, a un pelotón de amigos que salen a disfrutar un sábado por la mañana dando pedales. Cualquiera puede cometer un error, sufrir un despiste. Pero no mezclemos ni tergiversemos: ir borracho o drogado y coger un coche (máquina capaz de matar o matarte) no es un error. Es otra cosa. Homicidio. Asesinato. Es otra cosa bien diferente.

Acabo de hablar con Anna por teléfono y tengo una sensación dividida, por un lado envidio su fuerza y por otro me corroe la pena. No es una heroína como algunos quieren hacernos creer. No es la foto que siempre llama. No es esa medalla que algunos se quieren poner. Anna ha perdido a su marido y eso es lo único que cuenta. Hagamos que nuestra piel se vuelva delicada, que nos traspasen estas malas noticias aunque no nos toquen directamente. Mañana podría ser un familiar tuyo.

Desde la Red de Ciudades por la Bicicleta estamos trabajando en la elaboración del Plan Estratégico Estatal. Tras la reunión con Gregorio Serrano, el nuevo Director General de Tráfico, parece que por fin la cosa va en serio. Estaremos ahí, apoyando el aspecto legal entre otros tantos que faltan por mejorar en este nuestro país cada día más ciclista, cada día más involucrado, pero quizá aún menor de edad en este sentido. Un país que de la mano de gente como Anna, y por malos tragos como el suyo, va camino de hacerse adulto.

 

UN TUITERO EN PAPEL
Nacho Tomás
www.nachotomas.com
Artículo publicado en La Verdad de Murcia el 15 de Marzo de 2017

Contento de haber nacido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *