Educar no es complicado

Quizá por la educación que he recibido nunca he entendido a la gente maleducada, a esa gente que piensa que está por encima del bien y del mal. No saludan, no se despiden, no dicen por favor. Veo a diario comportamientos de padres de los que mejor ni hablar.

La absoluta falta de sentido ciudadano global nos ha llevado a esta situación de egoismo extremo individual. Sólo actuamos cuando algo nos afecta personalmente. Tenemos ejemplos todos los días y no quiero ponerlos sobre la mesa, este post no es acusador, quiere ser solucionador.

Children

Los camareros suelen sorprenderse cuando ven a mis hijos darles las gracias. Este sencillo acto puede ser la base de todo.

 

Foto: Brett Davies.

Duatlon de Murcia 2014

Tenía que pasar. Una carrera que no saliera tan bien como había previsto. Era cuestión de tiempo, y ha sido en el Duatlon de Murcia 2014.

Por primera vez he ido confiado a una prueba, pero al contrario de lo que podría parecer, esto ha supuesto nerviosismo, dado que me encuentro en el mejor momento de forma de mi corta carrera deportiva, robando horas al día para conseguir entrenar esas 3 horas totales a la semana, a las que por cierto casi nunca llego.

La tranquilidad de otras veces se ha convertido en pequeña exigencia, y en mi mente desde el inicio había marcado mejorar el tiempo del año pasado, aunque sin referencias del todo ciertas, debido a que el recorrido era diferente.

Duatlon de Murcia 2014

En la salida encuentro a muchos conocidos: Santi, Caravaca, Ginés, Maribel, Lolica, Guillaume, Jesús, Magda, mi incondicional familia… Nos animamos mutuamente y todos coincidimos en hablar del día tan raro, hace sol, pero frío y el viento parece arreciar por momentos.

Duatlon de Murcia 2014

La salida se toma con algo de retraso, y allá vamos a por todas. Por recomendación de mi entrenador corro sin activar el pulsómetro, sí el GPS por supuesto, aunque noto que estoy muy nervioso. Lo que no me impide dejar de sonreir, ¡eso siempre!

Duatlon de Murcia 2014

Duatlon de Murcia 2014

1620749_10152042224704422_1433709671_n[1]

Comienza el primer sector a pie, 5 kms en los que me he propuesto rondar los 3:50m/km dada mi brutal marca en el último 10k (39:11), ritmo que mantengo sin mayores problemas durante casi todo el tramo, gracias a Santi que me acompaña. Son dos vueltas al río, agradeciendo la cantidad de gente que anima, sobre todo en los primeros metros, los más cercanos a la salida. Veo a mi amigo César, que me hace esta foto en la que, no es por presumir pero, se puede apreciar la brutal mejora de la técnica de carrera que he experimentado.

Duatlon de Murcia 2014

Llego al primer box y comienzan los problemas. He entrado con un grupo muy numeroso, y en mi cabeza tengo fija la idea de formar con ellos el pelotón de la bici. Pero se tuercen los planes cuando tardo más de lo previsto cambiándome las zapatillas por la botas y, sobretodo, cuando al dejar la T1 y subirme a pedalear, no me entran las calas. Me nublo y nada, que no entran. Pierdo unos preciosos y eternos segundos que suponen que me quede solo, cosa que no sería tan preocupante de no ser por el viento.

Duatlon de Murcia 2014 Duatlon de Murcia 2014

En las fotos de arriba se observa el problema que me provoca estar más solo que la una durante 8 infinitos kilómetros.

Pasan los metros e intento dar caza a mi grupo pero es tarea imposible debido al vendaval. Me empiezo a agobiar mientras adelanto algunas unidades sueltas. No consigo recortar distancia y eso que voy dejándome la piel. Hasta que decido parar un poco, no tiene sentido desfondarme. Son 8 kms en solitario encima de una bici, con el viento de cara, que me pasan factura a nivel mental y físico, amén de una pérdida de 2 o 3 minutos en el crono.

Tras mucho pensar, decido bajar el ritmo y esperar a que me adelante alguien para pegarme a su rueda. Así sucede un poco más tarde, cuando dos ciclistas que van dándose relevos llegan a mi altura. Se unen poco después 3 o 4 que venían como balas por detrás y entre todos conseguimos formar un buen grupo, que con medias cercanas a 40km/h alcanzamos la meta sin ningún contratiempo.

Duatlon de Murcia 2014

Llego a la T2, dejo la bici, me cambio de zapatillas y comienzo a correr, como siempre en estos casos, con las piernas medio dormidas pero mucho mejores sensaciones. Me establezco en 4:10m/km como ritmo bueno, consiguiendo adelantar algunos puestos. Al final incluso puedo apretar un poco y bajo la media. Mención especial a Pablo, que me acompaña en los últimos metros desde el público. Sorprendente el calor asfixiante en el último tramo a pie, dado el frío que pasamos en la salida. Cosas de Murcia y su clima.

Duatlon de Murcia 2014

Llegando a meta localizo a mis hijos, les cojo de la mano y cruzo la línea con ellos.

Todo se olvida.

Duatlon de Murcia 2014

Creo que esta es una de las mejores fotos de mi vida, cortesía de Pedro Ruiz. ¡Gracias!

Al final la prueba queda así:

  • 1ª Carrera a pie: 18:54 (3:53m/km) – Puesto 111
  • Bicicleta: 31:08 (36km/h) – Puesto 124
  • 2ª Carrera a pie: 11:22 (4:09m/km) – Puesto 120
  • TOTAL: 1:05:25 – Puesto 117 de 318 participantes.

He alcanzado el objetivo pero no estoy del todo contento. Un error tonto me ha supuesto no poder estar 30 puestos arriba. Caso de estudio es el nivel que están cogiendo estas pruebas populares, grandísimos deportistas por todos lados.

El lado bueno es que pienso tomar nota. Imagino que conforme uno va mejorando se vuelve más exigente. Me sucede en otras facetas de mi vida, así que en el deporte no podía ser menos.

 

 

 .

Feliz Navidad. O no.

Pasan los años y sigo sin tener del todo claro si me gusta o no la Navidad. Por un lado hemos crecido y la ilusión, irremediablemente, se pierde. Por otro lado están los hijos, y con la suya compensamos, casi totalmente la que se nos ha ido.

Paradoja

Unido a la ilusión viene la responsabilidad y aquí no hay discusión: Necesitamos mejorar.

Feliz Navidad. O no.

 

 

 

NOTA: Foto de Pixabay.

No es un día cualquiera, pero casi.

Esta fue mi agenda del martes 17 de Diciembre de 2013. No es un día cualquiera, pero casi.

Reloj Pixabay

  • 06:45 – Suena la alarma, primer café y comienzo del día. Sólo en la cocina, con mi tablet, organizando la jornada.
  • 08:00 – Despierto a mis hijos, les preparao el desayuno, les ayudo con los uniformes y los llevo al cole.
  • 09:15 – Entrenamiento en la piscina.
  • 10:00 – Trabajo desde casa, es un día complicado en N7.
  • 11:00 – Llamadas telefónicas eternas.
  • 12:00 – Moderador en una mesa redonda.
  • 14:00 – Reunión urgente con el asesor, problemas con alguna factura.
  • 15:00 – Comida express en casa, mi mujer sale disparada a una reunión y luego recoge a los nenes en el cole.
  • 17:00 – Comienzo #TuitOClock en romMurcia.
  • 19:15 – Un rato en la oficina de N7, mientras preparo lo siguiente.
  • 20:00 – Reunión de trabajo en una cafetería.
  • 21:30 – Cena express en casa con mi mujer.
  • 22:00 – Videoconferencia de trabajo con Colombia.
  • 23:00 – Un rato de sofá, los ojos se me cierran…
  • 23:30 – Intento leer en la cama, pero caigo a los dos párrafos.

Un saludo a los que se les llena la boca con la palabra “emprender”.

Foto con licencia CC de Pixabay

 

 

 

 .