Feliz Navidad. O no.

Pasan los años y sigo sin tener del todo claro si me gusta o no la Navidad. Por un lado hemos crecido y la ilusión, irremediablemente, se pierde. Por otro lado están los hijos, y con la suya compensamos, casi totalmente la que se nos ha ido.

Paradoja

Unido a la ilusión viene la responsabilidad y aquí no hay discusión: Necesitamos mejorar.

Feliz Navidad. O no.

 

 

 

NOTA: Foto de Pixabay.

No es un día cualquiera, pero casi.

Esta fue mi agenda del martes 17 de Diciembre de 2013. No es un día cualquiera, pero casi.

Reloj Pixabay

  • 06:45 – Suena la alarma, primer café y comienzo del día. Sólo en la cocina, con mi tablet, organizando la jornada.
  • 08:00 – Despierto a mis hijos, les preparao el desayuno, les ayudo con los uniformes y los llevo al cole.
  • 09:15 – Entrenamiento en la piscina.
  • 10:00 – Trabajo desde casa, es un día complicado en N7.
  • 11:00 – Llamadas telefónicas eternas.
  • 12:00 – Moderador en una mesa redonda.
  • 14:00 – Reunión urgente con el asesor, problemas con alguna factura.
  • 15:00 – Comida express en casa, mi mujer sale disparada a una reunión y luego recoge a los nenes en el cole.
  • 17:00 – Comienzo #TuitOClock en romMurcia.
  • 19:15 – Un rato en la oficina de N7, mientras preparo lo siguiente.
  • 20:00 – Reunión de trabajo en una cafetería.
  • 21:30 – Cena express en casa con mi mujer.
  • 22:00 – Videoconferencia de trabajo con Colombia.
  • 23:00 – Un rato de sofá, los ojos se me cierran…
  • 23:30 – Intento leer en la cama, pero caigo a los dos párrafos.

Un saludo a los que se les llena la boca con la palabra “emprender”.

Foto con licencia CC de Pixabay

 

 

 

 .

“Murcia es la ciudad perfecta.”

El pasado 3 de Julio tuve el placer de ser entrevistado en la contraportada de La Opinión de Murcia en una sección especial de verano llamada “El gusto es suyo”. La periodista Nieves Blanco Jiménez hizo las preguntas y yo respondí lo mejor que pude. La foto es de Miriam Alegría, que en una sesión me dijo, literalmente: “Nacho, ¡sales mal en todas!“, con lo que me dio la risa y ese es el resultado.

Nacho Tomás - La Opinión

Transcribo en texto la entrevista:

——————————————————————-

Nacho Tomás
Murcia, 1977

Con cada libro que lee y le impacta pasa una temporada pensando que es Holden Caulfield, Don Quijote, Max Estrella o Jacobo Montes. Inolvidables, las croquetas de su abuela Aurora. Le impactaron Lunas de Hiel y Love Actually, dos filmes tan diferentes y tan parecidos.

Me gusta:

  • Vivir. Contento de haber nacido es mi frase de cabecera ‘heredada’ de mi padrino.
  • La familia es la piedra angular de todo, sobre ellos gira la vida. 
  • Disfruto cada minuto de mi día a día en mis dos empresas. Creo que todavía aprendo más de los alumnos que ellos de mí.
  • Practicar deporte. He dejado de disfrutar viéndolo. 
  • Soy feliz cuando pienso en la cantidad de buenas personas que conozco.
  • Soy fan de Estrella de Levante pero me gustan prácticamente todas las marcas.
  • En un día normal puedo tomar 5 o 6 cafés.
  • Soy capaz de comer de una sentada dos tabletas de chocolate, 30 trozos de sushi en un japonés, tres pizzas medianas, dos menús Whopper del Burger King…
  • La música forma parte de mi vida. Me encanta cantar en el coche.
  • Murcia es la ciudad perfecta.

No me gusta:

  • La mala educación: Ser maleducado es una de las peores cosas que puede pasarle a alguien.
  • Personas que no empatizan, que piensan que viven solas en el mundo, que no ponen en silencio el móvil, que tiran papeles por las ventanas de los coches… Con educación y sentido común, creo que nos ahorraríamos muchos problemas que sufrimos hoy.
  • Los colectivos endogámicos que no miran más allá de su ombligo y sólo apuestan por sus intereses.
  • Algunos conceptos dejan de tener sentido debido a la apropiación que se hace de ellos; por ejemplo, la palabra ‘emprender’ de tanto usarla genera hasta rechazo. 
  • Me espanta la programación de todos los canales de televisión. No se salva ni La 2. También sucede con los canales infantiles. Mis hijos ven las series y películas de toda la vida: David el Gnomo, El Inspector Gadget, D’Artacan, Mary Poppins.
  • Los trepas: es sorprendente la cantidad de personas que conozco con una total falta de integridad y que viven a base de mentiras. 
  • Los políticos actuales: viven en otro planeta. Algo falla cuando algunos ‘progresistas’ me llaman facha y algunos ‘conservadores’, rojo.
  • Me parece de chiste la crítica generalizada a ciertas prendas de vestir, por prejuicios. Me pongo lo que me gusta. Me encantan las camisas de manga corta y las zapatillas de deporte. 
  • Es bueno sentir envidia sana, pero la envidia estúpida es una lacra.
  • No soporto que me hagan esperar, lo considero una falta de respeto.

Sueños por cumplir.

No se considera un emprendedor, sino un currante. Le gusta lo que hace, le gustan los lunes y disfruta madrugando. Con una experiencia laboral de lo más heterogénea, comenzó dando clases particulares de inglés y matemáticas en el instituto, y repartiendo pizzas para pagarse la carrera: «Monté mi primera empresa con seis amigos y salió rana, aprendimos todos. Comencé a trabajar a tiempo completo en Madrid y cuando volví a Murcia no me situaba del todo hasta que entré en Cadena SER. Allí estuve hasta que decidí que había llegado el momento de irme. Comenzar con N7 (Agencia de Marketing Digital) fue una mezcla de casualidad y necesidad, los amigos y familiares me llamaban para arreglar ordenadores y de la noche a la mañana comencé a diseñar páginas web. El boca a oreja, buen trato con la gente, una cosa llevó a la otra: actualmente gestionamos marketing digital de casi
treinta empresas. Con romMurcia (la primera radio generalista que emite exclusivamente onlinede España) fue diferente; la idea ya estaba en la cabeza de mi socio, que me convenció para entrar. Es un proyecto ilusionante, con muchísima gente involucrada que, después de esta primera temporada, nos ha dado más alegrías de las que podíamos imaginar. Nos estamos dejando la piel en ello. También estoy organizando un viaje de tuiteros murcianos a la maratón de New York City 2014 (NYC2014M), todo un reto. Tengo miles de sueños por cumplir y espero que siga siendo así hasta que muera. Sería terrible conseguirlos antes de tiempo».

——————————————————————-

Ha sido una experiencia enriquecedera y de cierta responsabilidad, pues he compartido sección con algunas de las personas más ilustres de Murcia. Espero haber estado a la altura.

 

.

La evolución de la palabra “Conocer”.

Que levante la mano el que no haya dicho alguna vez “Claro que lo conozco” refiriéndose a una persona con la que sólamente has mantenido contacto por internet, ya sea correo electrónico, redes sociales o cualquier otro medio.

Hace unos años era impensable una relación a distancia como la que solemos mantener con clientes, proveedores e incluso amigos y conocidos. Si alguien te decía: “Mi amigo Juan”, entendías que había un lazo personal, familiar, amistoso o de cañas por medio. Ahora caemos en la inconsistencia de pensar que conocemos a la gente sólamente por leer sus tuits, sus wasaps o sus publicaciones en Facebook. Hay quiénes en persona son parecidos a sus alter-egos en la red, pero hay otros que no son más que un vago reflejo, un afán, o una caricatura. E incluso los que nos parecemos en la red a nuestro yo real (o eso pensamos), cambiamos mucho en persona y es ahí donde y cuando ganamos o perdemos definitivimente.

Gracias a las Redes Sociales he conocido mucha más gente de la que jamás podría imaginar, y lo mejor de todo, es que a muchos de ellos continúo viéndolos, con mayor o menor frecuencia en persona. Con mayor o menor ilusión. Gracias a las Redes Sociales he conocido mucha gente que intenta venderse diciendo lo que muchos quieren oir, pero a la hora de la verdad, normalmente en directo y/o a través de conocidos, su esencia explota y echa por tierra su falso trabajo. Un constante quiero y no puedo. Estaré eternamente agradecido a Twitter y Facebook por ello, puesto que permite continuar labrando, superficialmente y a distancia, una relación que debe ahondarse con el roce e intercambio de palabras cara a cara. De nada sirve tener “amigos” en la red si luego no los puedes tocar.

Existe un tipo de personas, aquellas que un gran amigo llamaba “Homo-Relacionensis”, que disfrutan conociendo gente, e incluso aprendiéndose sus nombres. Hay gente que no olvida una cara. Y esa gente quiere seguir tomando cañas en vivo y en directo.

Y yo me apunto.

Conocer

La imagen está sacada de Behance.net.