#PorUnaLeyJusta

Con la costumbre la piel se endurece. Como cuando vemos las noticias de los refugiados en la tele. Como cuando de pequeños veíamos a los niños de Etiopía muertos de hambre. Como cuando leemos que fulanito ha robado tropecientos millones de euros. Estamos vacunados contra la maldad. Deberíamos hacérnoslo ver. ¿Cuántos ciclistas mueren en las carreteras cada fin de semana? Pues eso. Tenemos cáscara. Deberíamos pelarnos.

Anna González, la mujer que perdió a su marido cuando circulaba en bicicleta dice textualmente en su Twitter: “Desterremos el término accidente cuando un conductor borracho y/o drogado atropella mortalmente a un ciclista y/o peatón.” Y no le falta razón.  Anna consiguió llevar 200.000 firmas al Congreso de los Diputados para el endurecimiento del Código Penal respecto a los homicidios por imprudencia y omisión de socorro. Qué menos, ni que estuviera pidiendo peras al olmo. Lo que tenemos legalmente no sirve. Toca cambiarlo.

Personalmente, desde esta columna, pido responsabilidad a ti que compartes una noticia en tus redes sociales. Pido responsabilidad a ese periodista que escribe sobre el atropello. Pido responsabilidad esa aseguradora que para pagar lo menos posible sigue enviando propuestas económicas irrisorias a los familiares de las víctimas. Pido responsabilidad a esos legisladores que consideran falta y no delito llevarte por delante, empapado en alcohol o con la cocaína saliéndole por las orejas, a un pelotón de amigos que salen a disfrutar un sábado por la mañana dando pedales. Cualquiera puede cometer un error, sufrir un despiste. Pero no mezclemos ni tergiversemos: ir borracho o drogado y coger un coche (máquina capaz de matar o matarte) no es un error. Es otra cosa. Homicidio. Asesinato. Es otra cosa bien diferente.

Acabo de hablar con Anna por teléfono y tengo una sensación dividida, por un lado envidio su fuerza y por otro me corroe la pena. No es una heroína como algunos quieren hacernos creer. No es la foto que siempre llama. No es esa medalla que algunos se quieren poner. Anna ha perdido a su marido y eso es lo único que cuenta. Hagamos que nuestra piel se vuelva delicada, que nos traspasen estas malas noticias aunque no nos toquen directamente. Mañana podría ser un familiar tuyo.

Desde la Red de Ciudades por la Bicicleta estamos trabajando en la elaboración del Plan Estratégico Estatal. Tras la reunión con Gregorio Serrano, el nuevo Director General de Tráfico, parece que por fin la cosa va en serio. Estaremos ahí, apoyando el aspecto legal entre otros tantos que faltan por mejorar en este nuestro país cada día más ciclista, cada día más involucrado, pero quizá aún menor de edad en este sentido. Un país que de la mano de gente como Anna, y por malos tragos como el suyo, va camino de hacerse adulto.

 

UN TUITERO EN PAPEL
Nacho Tomás
www.nachotomas.com
Artículo publicado en La Verdad de Murcia el 15 de Marzo de 2017

Así fue la entrevista que me hicieron en Ciclosfera

‘Más bicis, mejores ciudades’. Es el lema que encabeza cada número de nuestra revista. Pero también podría ser la filosofía que se encuentra detrás de organismos como la Red de Ciudades por la Bicicleta. Una asociación de la que forman parte 90 socios que representan a más de 150 municipios españoles. Nacho Tomás es su Secretario Técnico.

Para quien no conozca la labor de la Red de Ciudades por la Bicicleta, ¿a qué os dedicáis?
Somos una asociación nacional creada en 2009 y formada por entidades municipales, principalmente ayuntamientos, de todo el país. Nuestro objetivo principal es, y cito textualmente, “la generación de una dinámica entre las ciudades españolas con el fin de facilitar, hacer más segura y desarrollar la circulación de los ciclistas, especialmente en el medio urbano.” Dicho en otras palabras, trabajamos mano a mano con los representantes locales para que la bicicleta forme parte activa de los planes de movilidad urbana, sostenible, segura y saludable de nuestras ciudades, fomentando su uso por todos los medios a nuestro alcance. También tenemos contacto diario con organismos supramunicipales para que las políticas nacionales vayan goteando positivamente hacia abajo, hacia nuestros asociados. Ahora mismo, de hecho, estamos inmersos en dos grandes proyectos en este ámbito: por un lado la elaboración del Plan Estratégico Estatal de la Bicicleta (PEEB), junto a varios Ministerios y la Dirección General de Tráfico (DGT). Por otro, coordinamos el grupo de trabajo sobre la bicicleta del Congreso Nacional del Medio Ambiente (CONAMA) junto a diferentes entidades con amplia representatividad en distintos estamentos de la sociedad. El 1 de diciembre celebraremos un acto dentro del Congreso en el que lanzaremos un Manifiesto en favor del PEEB y del uso de la bicicleta a todos los niveles. Estamos trabajando para conseguir el impulso político que refuerce nuestras ganas técnicas.

Llevas ya dos años al frente de este organismo como secretario técnico. ¿Cómo valoras este periodo
Ha sido un periodo duro. Cuando hace dos años cogí las riendas de la gestión de la Red de Ciudades por la Bicicleta (RCxB) me encontré con una situación algo desordenada. Era octubre de 2014 y había un vacío general de proporciones importantes. El trabajo realizado desde el Ayuntamiento de Murcia, anterior Presidencia, fue clave para solucionar este tema. Fueron necesarios muchos meses para organizar las facturas, contratos, datos, el contacto con los concejales y técnicos. Realicé personalmente cientos, miles de llamadas a los asociados, que por aquel entonces rondaban los 60 (ahora somos 90, un crecimiento del 50%). No éramos tenidos en cuenta por casi nadie y me costaba muchísimo convencer a cualquiera de lo importante que debía ser nuestro punto de vista en la toma de decisiones que afectan a la bicicleta en el país. Teníamos muchas puertas cerradas que ha sido difícil abrir.

“En muchos casos no sirve la misma solución para dos ciudades distintas”

Estos dos años me han servido para ver las ciudades de otra manera, para entender ciertas cosas que antes no veía, para conocer muchas localidades de la mano de los concejales o técnicos de movilidad que me han mostrado sus ganas de hacer las cosas, sus aciertos, sus errores y su evolución. Hace dos años era impensable que alguien de la RCxB estuviera dando una ponencia sobre movilidad sostenible dentro de las actividades oficiales de la Semana Europea de la Movilidad organizadas por la Dirección General de Tráfico y hace unos días sucedió. Era impensable que la RCxB estuviera tan saneada de manera económica como para afrontar los gastos necesarios para elaborar cada dos años el Barómetro de la Bicicleta, la publicación de referencia en el sector a todos los niveles, sirviendo de “biblia” a la hora de tener datos oficiales actualizados. También era impensable que prácticamente todas las grandes capitales del país se asociaran con nosotros (Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Murcia, Bilbao…), así como grandes ejemplos de movilidad sostenible como Pontevedra, una de las últimas ciudades asociadas. Y que todas ellas se reunieran para trabajar juntas mano a mano.

Ciclosfera - Entrevista Nacho Tomás

El vacío a nivel comunicativo era también frustrante, extremo en el que hemos concentrado gran parte de nuestros esfuerzos consiguiendo que los medios de comunicación como Ciclosfera hayan recibido nuestras noticias y las difundan con el cariño que no hemos tenido anteriormente. También dedicamos mucho tiempo a la comunicación online, con presencia diaria en redes sociales, una web actualizada al minuto y una estrategia de comunicación tanto interna hacia los asociados como externa hacia el público. Se trata de algo que personalmente me llena mucho y estoy especialmente orgulloso de ello, junto a la mejora general de la gestión de la RCxB, un punto que los asociados agradecen y valoran enormemente.

La nueva Presidencia, el Área Metropolitana de Barcelona, con Antoni Poveda a la cabeza, está apostando decididamente por la RCxB, poniendo a disposición de la misma su gran capacidad técnica y operativa. Hemos formado un buen equipo de trabajo con personal de allí, lo cual supone un gran avance y hace mucho más fáciles las tareas del día a día. La nueva Junta Directiva también está al pie del cañón, con ganas, y eso se nota. Estamos en un momento dulce: tenemos que aprovecharlo.

Recientemente os habéis reunido con 30 representantes municipales de todo el país. ¿Cuáles son las conclusiones que sacas de la reunión?
La reunión del pasado 28 de Octubre fue posiblemente la más importante de todas las que hemos celebrado en los últimos dos años, puesto que ha supuesto el inicio de una nueva manera de trabajar para la RCxB. Se han constituido tres comisiones de trabajo: “Grandes Ciudades”, “Promoción y Comunicación” y “Acceso al trabajo e intermodalidad” que van a servir para dar voz a aquellos asociados que lo deseen contando de primera mano las inquietudes que viven en sus municipios y sirviendo de ejemplo para otros. Se trata de una especie de “trabajo en red” que permite que todos conozcamos lo que se realiza en otros lugares. Está claro que dentro de las posibles políticas en favor de la bicicleta, existen algunas que son aplicables en cualquier ciudad sea cual sea su tamaño, orografía o clima, pero hay otras que hay que pensar muy despacio y dependerá del destino en el que queramos trabajar. En muchos casos no sirve la misma solución para dos ciudades como tampoco para dos calles de la misma ciudad. Tenemos a nuestro alcance un infinito abanico de posibilidades, pero tenemos que tomarnos un tiempo para evaluar la mejor en cada momento y situación. Para esto sirven, entre otras cosas, las Comisiones de Trabajo que hemos puesto en marcha. Hay muchas líneas de actuación previstas en cada una de ellas y vamos a poner todo nuestro empeño en las tres para que sean lo más productivas posible.

“Las ciudades deben repensarse situando al peatón en la cima”

Bajo tu punto de vista, ¿cuáles son las principales asignaturas pendientes de las ciudades españolas en materia de movilidad ciclista?
La falta de empatía en este sentido, al igual que en otros muchos aspectos de la vida, suele poner trabas a la hora de avanzar en cualquier dirección. Todos somos, en algún momento de nuestra vida, conductores de coche, usuarios de transporte público, ciclistas o peatones. En concreto, todos somos peatones una vez al día por lo menos, usemos el vehículo que usemos, si es que lo usamos. Por ello las ciudades deben repensarse situando al peatón en la cima. En eso no tengo dudas. No es de recibo que haya colas para cruzar la calzada a través de un paso de cebra o un puente en casi todas las ciudades que visito. El urbanismo instalado en nuestras calles debe ser analizado una y otra vez, poniendo en el centro de mira la movilidad sostenible, las plazas y las zonas peatonales, con especial atención al transporte público y su interconexión con la bicicleta. El coche no es el enemigo: es un apoyo puntualmente necesario. Puntualmente. Hay que ponérselo difícil, pero no imposible.

¿Qué ciudades crees que están haciendo bien la cosas? Y por contra, ¿cuáles están más atrasadas en este sentido, en tu opinión?
Soy un tío optimista: creo realmente que todas las ciudades de España están en el camino. Lógico que alguna tenga ejecutado el 90% de lo que sería necesario para una ciudad totalmente ciclable y otras solo el 10%, pero sin duda las conciencias se están agitando y en cada Ayuntamiento del país hay alguien con ganas de hacerlo bien. Hacerlo bien para mejorar nuestras vidas, nuestras ciudades, nuestra economía, nuestra salud… el futuro de nuestros nietos (los que tenemos hijos esto nos suele llegar más dentro). No hay ciudades adelantadas y otras atrasadas, hay políticos con ganas y sin ganas. Más valientes o menos.

“El ciclista es parte del tráfico, por lo que debe circular con el resto de vehículos”

En Madrid existe una agria polémica sobre la conveniencia o no de la construcción de carriles bici. Son muchos los que creen que es más seguro e integrador que la bicicleta circule por calzada. ¿Cómo lo ves tú?
Las grandes ciudades son complejas. Por ejemplo Madrid, Barcelona o Valencia (que visito muchísimo) resuelven de distinta forma y veo que, como decía antes, lo que funciona en una ciudad puede no hacerlo en otra. O lo que funciona en una calle, puede no hacerlo en la paralela. Es complicado aunque sencillo a la vez, se trata de poner ganas y empatía a la hora de planificar y ejecutar. Los carriles bici son una infraestructura necesaria en ciertos sitios, grandes avenidas por ejemplo, aunque cuando tenemos ambas posibilidades, carril o calzada, prefiero calzada por mi experiencia y seguridad sobre dos ruedas. Entiendo que el ciclista es parte del tráfico, por lo que debe circular con el resto de vehículos. De igual manera entiendo lo útil que es un carril bici en zonas de densidad alta de tráfico para propagar el uso de la bicicleta entre los que no lo hacen por miedo, por ejemplo. Como sabéis, mi hermano pequeño sufrió un atropello mientras volvía a casa del trabajo en bici el año pasado y tras 7 días en coma volvió a nacer. Está poco a poco superando las graves secuelas sufridas y con todo y con eso el miedo no ha podido con él. Quizá si hubiera existido un carril bici en la zona por la que circulaba no habría sufrido el accidente. ¿Quién sabe? Sea como sea, y respondiendo la pregunta, me gustan algunos carriles bici y otros los veo innecesarios.

“Cuando te pica el gusanillo de la bici ya no te suelta”

¿Crees que España llegará a estar en algún momento a la altura de otros países en cuanto a número de ciclistas por las calles?
Lo creo y trabajo para ello cada día de mi vida. Es una especie de obsesión. Cuando te pica el gusanillo de la bici ya no te suelta, pero queda, afortunadamente, mucho por hacer en muchos ámbitos. Queda por delante una gran tarea general de concienciación, difusión y sensibilización de las ventajas que tiene ir a pedales por la vida. Tampoco tenemos que obsesionarlos con los modelos europeos. España es diferente en casi todo y en la bici no iba a ser menos. Seguro que somos capaces de sacar tajada de esta diferencia. En ello me he propuesto trabajar tirando del carro de la RCxB todo lo que pueda y me dejen. Y si no me dejan, habrá que comprarles una bici. Estamos trabajando con muchas ganas a través de los 26 puntos puestos encima de la mesa como objetivos a medio y largo plazo de la RCxB, orientando con el Manifiesto elaborado de cara a la Semana Europea de la Movilidad y dejándonos la piel con las acciones antes comentadas a nivel estatal.

Buscando el compromiso político para la bicicleta.

El Congreso Nacional del Medio Ambiente (CONAMA) es posiblemente el mayor evento del sector que se celebra en España, este año cumple su decimotercera edición, del 28 de noviembre al 1 de diciembre en Madrid y el lema elegido ha sido: “La respuesta es verde”  y gira en torno a 9 ejes que actúan como diversos, aunque enlazados, bloques temáticos. En redes sociales con el hashtag #retoconama podrás encontrar diversas acciones mundanas de personas como tú y como yo que ayudan a que el mundo no se nos vaya al garete. Puedes animarte a participar subiendo tu foto y retando a alguien. Yo ya lo he hecho.

Logo RCxB HD

Desde la Red de Ciudades por la Bicicleta colaboramos activamente en su organización, habiendo recibido el encargo de coordinar las acciones del grupo de trabajo sobre la bicicleta (el ST8), trabajando mano a mano con diversos organismos como la Dirección General de Tráfico, Ministerio de Fomento, Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Ayuntamiento de Madrid, UNED, Diputación de Barcelona, Coordinadora en Defensa de la Bici, Gea21, Tragsa, Oficina Española de Cambio Climático, Federación Española de Municipios y Provincias, Diputación Foral de Gipuzkoa, Asociación de Ciencias Ambientales y otros muchos.

Tras varios meses de intercambio de puntos de vista llegamos a la conclusión de que lo más adecuado es lanzar un Manifiesto que tiene por objetivo ofrecer respaldo a los trabajos del Comité Técnico que está elaborando el Plan Estratégico Estatal de la Bicicleta y reclamar un compromiso activo en este ámbito por parte del nuevo Gobierno de España. Algo que ya se está llevando a cabo desde las entidades locales, más en concreto desde los Ayuntamientos que pertenecen a nuestra Red de Ciudades por la Bicicleta.

La bicicleta ha resurgido en nuestras calles para conseguir ciudades menos contaminadas, más amables, saludables, sostenibles y seguras. Este Manifiesto defiende la bicicleta como un modo de transporte prioritario y pide transformar las ciudades en completamente ciclables, puesto que la bicicleta mejora la salud de las personas, combate el cambio climático, favorece el crecimiento económico, propicia la transformación de las ciudades, posee un importante potencial turístico, es un modo de transporte óptimo para acudir al trabajo y a la escuela, mejora las relaciones sociales y la productividad, es coherente con la realidad urbana de nuestras ciudades y re-equilibra los espacios públicos.

Por todo esto, y como secretario técnico nacional de la Red de Ciudades por la Bicicleta y coordinador del grupo de trabajo ST8, te pido apoyo para difundirlo y tu compromiso adhiriéndote para conseguir que tenga la mayor repercusión posible. Podrás encontrarlo en www.manifiestobicicleta.com

Creo que ya ha llegado el momento de que la bicicleta disponga de un Plan Estratégico Estatal, sin color político, centrado en las personas y las ciudades. ¿Y tú?

UN TUITERO EN PAPEL
Nacho Tomás
www.nachotomas.com
Artículo publicado en La Verdad de Murcia el 16 de Noviembre de 2016

Entrevista para la Red de Ciudades por la Bicicleta

Hace unos días una estudiante de periodismo en Bélgica me envió un mail para una pequeña entrevista de cara a un proyecto de su Universidad. Aquí os dejo las preguntas y respuestas. Logo RCxB HD

  • ¿Podría presentarse con su nombre y cargo que desempeña en el sector de la bici?
    Soy Nacho Tomás, Secretario Técnico nacional de la Red de Ciudades por la Bicicleta desde Septiembre de 2014.
  • ¿Cree que el sector de la bicicleta es una pasajera moda o es un sector con una amplia gama de posibilidades en los próximos años?
    El sector de la bicicleta puede considerarse directamente un sector productivo, genera muchos puestos de trabajo directa e indirectamente. Según AMBE (Asociación de Marcas y Bicicletas de España) “el total de facturación del sector ciclismo, en su conjunto alcanza la cifra de 1.354,5 millones de euros.” Es un mundo que no deja de crecer año a año y desde la Red de Ciudades por la Bicicleta vivimos de primera mano cómo las ciudades, a través de las administraciones públicas apoyan este cambio, afrontando con garantías que la movilidad sostenible ha llegado para quedarse.
  • ¿Qué opina usted sobre el desarrollo de la bicicleta a nivel nacional?
    Queda mucho por hacer, sin duda, la implantación de políticas viales relativas a la bicicleta no se consigue de la noche a la mañana. Estamos en el buen camino, reuniéndonos con organismos nacionales de manera habitual para conseguir llevar a cabo acciones supramunicipales que luego “bajen” hacia nuestras ciudades y sirvan de guía a los administradores locales.
  • ¿Por qué la bicicleta no termina de entrar en la política para desarrollar un plan de transportes, infraestructuras y demás a nivel nacional?
    Estamos en ello, no lo dudes. Hay muchos y buenos planes de movilidad. Además, desde la Red de Ciudades por la Bicicleta estamos desarrollando el Plan Estratégico Nacional de la Bicicleta formando parte del comité técnico encargado de su elaboración, junto a la DGT: Dirección General de Tráfico, IDAE: Instituto para la Diversificacion y Ahorro de la Energía, MAGRAMA: Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Ministerio de Fomento, MNB: Mesa Nacional de la Bicicleta y la FEMP: Federación Española de Municipios y Provincias
  • ¿Cree que el gobierno debería apoyar y hacer más propaganda a favor del uso de la bicicleta?
    De cara a las próximas elecciones nacionales hemos trabajado en una serie de medidas que queremos trasladar a los partidos políticos para que las incluyan en sus programas, apostando realmente por la movilidad sostenible a largo plazo y como parte de una estructura lógica y coherente en el tiempo.
  • Si comparamos con los países del Benelux, la bicicleta es usada por todos los grupos de edad para ir a lugares a menos de 7km como una de las primeras elecciones como método de transporte. ¿Por qué nosotros no tenemos esa cultura de la bicicleta?
    Las ciudades españolas han sido diseñadas para el coche. No podemos cambiar esto, como decía antes, de la noche a la mañana. Los sistemas de bicicleta pública, por ejemplo, están siendo un gran apoyo para animar a los usuarios a lanzarse a usar la bicicleta en las ciudades. El Barómetro de la Bicicleta 2015, que acabamos de lanzar esta semana (puedes consultarlo en nuestra web: Barómetro de la Bicicleta 2015 – Red de Ciudades por la Bicicleta) realiza un gran y concienzudo análisis que todo el mundo debería conocer.

 

 .