Archive for Empresas

Ser autónomo.

Hace un montón de años decidí dejar mi último trabajo. Hace más tiempo aún cobré mi última nómina. Desde entonces todos mis ingresos han sido generados por facturas emitidas bajo la razón social de mí mismo: autónomo. Tirando de la RAE queda claro, autónomo es quien tiene autonomía, pero hay letra pequeña, como en todo.

Ser autónomo es libertad: saber que podrías pararte a mitad de mañana en el banco de un parque a tomar el fresco, aunque jamás en tu vida lo hayas hecho. Y ahora que lo escribo soy tristemente consciente de que ni tan siquiera nunca me lo había planteado. Ser autónomo es útil para la conciliación familiar: puedes llevar a tus hijos al médico un martes a cambio de currar la noche de un domingo. Trabajar dos horas un día y dieciséis al siguiente. Hacer una importante video conferencia en camisa, descalzo y calzoncillos.

Ser autónomo es enriquecedor para la psicología interna: responder al teléfono siempre con una sonrisa y conocer más gente de la que jamás habrías pensando. Es coger encantando el móvil cuando llama un número que no conoces. Convertir clientes en amigos y amigos en clientes. Es no tener jefe, es tener treinta. Ser autónomo es grandioso para la organización personal: facturar religiosamente cada primero de mes. Incluso en Enero, Mayo y Noviembre, festivos para la inmensa mayoría.

Ser autónomo es viajar: recorrer España de punta a punta dando tumbos en un tren tercermundista y pegándote madrugones hasta los domingos para volver a casa a la hora de comer. Es librar viernes y lunes para estirar un finde con tu mujer. Ser autónomo es no tener que preguntar a nadie para cogerte un puente pero tener que retrasar unas vacaciones programadas hace meses por una urgencia laboral de última hora.

Ser autónomo es magnífico para el deporte: apuntarte a una salida en bici un lunes después del desayuno pero tener que cancelar ese triatlón para el que estabas entrenando durante meses porque te han puesto en el último momento una impepinable reunión. En sábado, para no variar. Ser autónomo es bueno para la salud: te pondrás enfermo cuatro días en diez años y no conocerás a tu médico de cabecera.

Ser autónomo es bueno para tu bolsillo: presentar decenas de impuestos al año y tener que comprar tóner de impresora. ¿Cuándo fue la última vez que tú, lector, compraste tinta de impresora? Ser autónomo es ir a siete cenas de empresa en Navidad. Es financiar al estado, pedir tickets de casi todo, facturar tres mil euros un mes y luego estar tres meses sin ver un duro. A veces es pagar por trabajar y siempre es mucha diversión. Ser autónomo no es ser empresario ni emprendedor, pero suele ser el mejor trampolín.

Ser autónomo es a veces un infierno que no cambio por el cielo de la rutina que habitualmente disfruta (o sufre) un asalariado.

 

UN TUITERO EN PAPEL
Nacho Tomás
www.nachotomas.com
Artículo publicado en La Verdad de Murcia el 28 de Junio de 2017

Páginas web comparativas de precios, un abanico inmenso.

Gracias a internet podemos comparar los precios de un sinfín de productos sin movernos del sillón. Hace tan sólo unos años si querías hacer un viaje, por ejemplo, tenías que ir a una agencia de viajes y creer que lo que te ofrecía era lo que mejor se adaptaba a tu estilo de viajero. Con la llegada de Google la cosa ha cambiado mucho, el propio Google Shopping permite comprobar los precios de casi cualquier producto en distintas tiendas online que lo ofrezcan, comparando precios y demás características.

Son múltiples las páginas web que ofrecen el servicio de comparativas de precios y diversos los sectores a comparar. Si quieres viajar puedes usar Rumbo, Skycanner o Kayak. Yo recomiendo Google Flights (y lo digo por experiencia). En seguros puedes tirar de Rastreator o Acierto. Y estas son sólo las más conocidas. En casi todos los sectores encuentras una web que hace el trabajo sucio por ti: productos de informática (móviles, tablets, o portátiles), bicicletas, juegos de ordenador, artículos deportivos…

Si nos centramos en el sector de la logística o la paquetería acabo de encontrarme con Packlink para comparar y ahorrar a la hora de realizar un envío. Tiene una base de datos de varias empresas de mensajería y ya en tu mano está elegir la que más se adapta a tus necesidades. Por mi parte recomiendo las que tengan implementado el sistema de última milla en bicicleta o transporte eléctrico, pues busco sostenibilidad y ecología.

¡Allá cada uno!

 

 

Crónica del EcoReto de Ecomensajeros

Juanan es un tío guapo. Pero no guapo normal, no. Es guapo de cojones. Tiene unos ojos azules que debieron enloquecer a Ceci, su chica que, preñadísima, nos acompañó en el reto que Carlos, de Ecomensajeros, organizó para nosotros. Y se marcó estas fotos, menuda artista estás hecha.

EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (2) EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (3) EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (8) EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (9)El lunes 13 de Junio a las cinco de la tarde hace calor, unos 39ºC según los termómetros del Barrio del Carmen, el lugar donde los mensajeros en bici más simpáticos del país realizan su trabajo diario. En cuanto llego y veo el porte de mi rival sé que me han engañado como a un chino. Este tío está fino. Está fuerte.

EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (4) EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (7)

Salimos hacia Los Ramos charlando, me cuenta en qué consiste su trabajo, se pasa el día encima de la bici repartiendo paquetes y cartas por la ciudad. Hace calor, mucho, aunque lo peor es el viento que nos golpea de lleno en cuanto giramos a la derecha en el cruce del Cabezo de la Plata.

EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (15) EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (16)

Esta zona es como el desierto de Atacama (nunca he estado pero me ha venido a la cabeza), mira las fotos. ¿Sí?

EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (11) EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (12)

Hablamos de más cosas, me cae bien Juanan. La carretera se empina y las cuestas del puerto se me están pegando. Le pregunto si lleva pulso y me dice que 160. Yo estoy a 170, una burrada para un entrenamiento.

EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (21)   EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (24) EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (26)  EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (28)

Ahonda mi miedo cuando afirma que lo suyo es subir. No me extraña, pesa sesenta y pocos kilos. Y menudas patas, muchacho. Me lleva frito.

EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (17) EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (19)

A la cima del Cabezo de la Plata me ha sacado casi un minuto. Llego al PM destrozado, menos mal que ha parado a beber agua y comer algo, se me abren los cielos. Bebo algo fresco que nos dan desde el coche de apoyo, mis bidones parecen agua para infusión, si llevara un saquito de té se hace seguro.

EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (27)

Comenzamos la bajada y la bici me hace extraños, llevo demasiado perfil en ambas ruedas para este día de aire. Tengo que aflojar. Aún así en el llano de La Tercia me acoplo y recupero el tiempo perdido. Este terreno es el mío, aquí los kilos ayudan. Le espero para compensar. Juanan, vamos empate.

EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (30)

EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (31)

La subida al Garruchal es dura pero el viento a favor ahora acompaña, alcanzamos la cima juntos y volvemos a parar a hidratarnos. Ahora sí que pica el sol. Somos lagartijas. Hablamos de culebras. Hablamos del secarral que vemos hasta donde alcanza la vista. Y pensar que hay guiris que viven por aquí. Bajamos tranquilos, el viento juega malas pasadas y la carretera está bacheada.

EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (32)

Por fin llegamos a Algezares, el semáforo se alía con nosotros para tomar un último respiro antes del final de la etapa. En mis patas más de 50 kilómetros contra los elementos y contra las patas de Juanan. Arranco tranquilo, me pongo tras él y espero su ataque. Pero no, no ataca, vamos vacíos. Veo el momento, antes de la primera curva de entrada en el recinto de la parte baja del Santuario. Me pongo de pie, no quiero mirar el pulso pero de reojo veo 190. Ni en las pruebas de esfuerzo he subido tanto.

EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (35)

Oigo a Juanan detrás, jadeando. El viento es de nuevo criminal, impidiendo avanzar al ritmo que se supone deberíamos por el trabajo realizado. La recta antes de la última curva sopla a favor y veo que me escapo un poco hasta que, de nuevo giramos y la bofetada es demoledora. Voy a poco más de 10 kilómetros por hora y el corazón se me sale por la boca. Aún así me vienen fuerzas de a saber dónde y aprieto un poco más. Pico de 194bpm, el mayor que recuerdo en mi vida deportiva.

EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (34)

Juanan ha sido un durísimo rival, de verdad que cuando estábamos por el Cabezo de la Plata pensé que me limpiaba la capaza. Ha sido un placer colaborar a este EcoReto que me ha lanzado la buena gente de Ecomensajeros y que todo el mundo conozca su labor por el fomento de la bici.

EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás

EcoRetoNachoTomas - Ecomensajeros - Nacho Tomás (1)

Nos vemos en la próxima.

¡Gracias!

 

 

 

Año nuevo, nuevos propósitos.

Como cada final de diciembre toca hacer balance. Es el momento de valorar lo vivido y establecer metas para el futuro.

Tras varios años complicados, con muchas muertes muy cercanas, parece que la estabilidad se ha instalado en mi vida. Estabilidad que ha contagiado a otros aspectos y que sin duda ha mejorado el día a día.

Mi familia se está solidificando. Los hijos crecen, permitiendo ampliar los momentos unidos, hemos hecho el primer viaje largo los cuatro y la cosa pinta estupendamente. Vamos a ser felices mucho tiempo. Mi mujer es la columna vertebral de este proyecto vital. Maripaz es la clave.

El trabajo se ha consolidado, N7 no deja de darme alegrías, tengo un equipo del que estoy orgulloso y permite reorientarme profesionalmente a otras facetas como la formación, con cada clase que doy aprendo un poco y me gusta más, y la Red de Ciudades por la Bicicleta, que necesita mucho más tiempo del que en un principio valoré, pero que le entrego encantado viendo como van consiguiéndose los objetivos marcados.

Sigo trabajando como una bestia, quizá menos horas que hace un año pero sin duda mucho más productivas. Creo que he mejorado la eficiencia, ayudado por el establecimiento de unas rutinas básicas de tiempos y horarios, algo que recomiendo a todos los autónomos que vivimos en la locura total. También he sido capaz de deicr “NO” a nuevos proyectos alguna vez. Será la edad.

Deportivamente este año ha sido bisagra, varios competiciones populares, sprint y olímpicos, medio maratón de Ibiza, estreno como maratoniano en NYC y poco a poco asentado como triatleta casi veterano, disfrutando de cada entrenamiento ya sea en piscina, corriendo o en bicicleta. Organizar la agenda, como decía antes, es mi clave.

NYC2014M Nacho Tomás

Hasta aquí el pasado, el futuro llega en unos días y hacer listas me ayuda siempre, aquí va la mía de propósitos para el 2015:

  • Mi focus principal será la familia.
  • El focus secundario será el trabajo.
  • Mi focus terciario será el deporte.
  • Voy a priorizar mejor.
  • Seguiré concentrado en la educación de mis hijos.
  • Haremos un viaje largo los cuatro y otro viaje mi mujer y yo sólos, en pareja.
  • Hablaré más con mis padres y hermanos.
  • Veré más a mis amigos.
  • Reduciré una marcha, como en los coches, para verlo todo más tranquilamente y con mayor control de la situación.
  • No dejaré cabos sueltos, no me iré a la cama con nada pendiente.
  • Respiraré más y tomaré decisiones con la mente más fría. Evitaré calentones innecesarios. Contaré hasta 10 más veces antes de dar ciertos pasos.
  • Terminaré un Half-Ironman.
  • Haré el maratón de Berlín.
  • Hablaré menos y escucharé más.
  • Leeré más. Mucho más. Y veré más cine y series.
  • Usaré menos el móvil.
  • Seré menos prepotente. Seré más humilde. Y seguiré siendo yo.

Va a ser difícil, pero mi reto es este. Dentro de 12 meses volvemos a vernos…

¡Feliz Año Nuevo!

 

 

 .