5 trucos para exprimir Gmail.

Uso GMAIL desde ni me acuerdo. Creo que es una de las aplicaciones web más útiles que existen, y no sólo para enviar y recibir correos electrónicos. Sus 15GB de capacidad (a Marzo de 2014, y en continuo crecimiento) le hacen imbatible. Atrás queda el Microsoft Outlook o el Mozilla Thunderbird.

gmail

Respecto a la sincronización con otros dispositivos, actualmente es una obviedad para prácticamente todas las aplicaciones que existen, pero hace 10 años era una novedad eso de tener en cualquier sitio todos los correos, sin tener que dejar copia en el servidor, así como los contactos y la agenda (que me permito meter dentro del pack de Gmail).

La productividad ha dado un paso adelante.

gmail

Comparto con vosotros 5 trucos, muy útiles en mi opinión, que convierten a esta herramienta en una aliada total para nuestro día a día.

  • Uso de mensajes no leídos: Cuando tengo algo pendiente de hacer, dejo el mensaje en no leídos, como una lista de tareas. Parece una tontería, pero este primer truco cobra sentido cuando configuras Gmail para que te sitúe arriba los mensajes no leídos, de manera que siempre, de un vistazo, tienes esos “pendientes” listos y dispuestos a ser resueltos.
  • Etiquetas, filtros y reglas: En función de las necesidades de cada uno, podemos crear reglas personalizadas para que los mensajes “actuén” de una determinada forma al ser recibidos, de forma que se archiven automáticamente en una carpeta, se les asigne una etiqueta en función de la cuenta de recepción, las palabras clave del cuerpo o asunto, etc.
  • Gestor de otras cuentas de correo: Actualmente tengo otras 4 cuentas añadidas (mediante conexión POP+SMTP) a mi cuenta de Gmail, de esta manera puedo recibir y enviar correos desde ella, sin salir de la app principal. Recomiendo añadir las cuentas de manera completa, para que no aparezca el problema de “suplantación de identidad” que a veces salta en ciertos mensajes.
  • Labs: Me parecen muy útiles algunas de las características que podemos añadir a Gmail gracias a Labs. Por ejemplo, poder insertar una imagen en el cuerpo del mensaje, utilizar las firmas predeterminadas que, a modo de plantilla, personalizan los mensajes enviados con colores, tipo de letra y logos corporativos y mi preferida, “Undo Send” que permite deshacer el envío de un mail antes de tiempo. Muy recomendada.
  • Tareas: en el primer punto he comentado que para gestionar las tareas “pendientes” suelo dejar los correos en “no leído”, pero si eres de los que prefieres una lista de Tareas de toda la vida (To-do list), Gmail pone a nuestro alcance la posibilidad de convertir un mensaje en un elemento de esta lista. Para ello sólo tienes que darle a “Más” dentro del mismo, y posteriormente: “Añadir a Tareas”. Luego tendrás que gestionar adecuadamente esta lista, claro.

Si conoces más trucos o funcionalidades, será un placer recibirlas.

 

 

 

 .

Barcelona

Hay ciudades que no entran a la primera. Me sucedió, por ejemplo, con Londres y con Florencia. Con la capital inglesa tuve la suerte de quitarme la espinita y a la segunda oportunidad cambió, afortunadamente, mi concepto. A la urbe de los Uffizi todavía no he vuelto.

Barcelona - Nacho Tomás

La primera vez que estuve en Barcelona bajé del avión a las 9, cogí un taxi a las 10, me metí a una reunión a las 11, y a las 14 estaba de nuevo, aterrizando, en Barajas. Las siguientes tres o cuatro veces llegaba por la tarde, entraba a la sala de conciertos de turno y a la mañana siguiente ya desayunaba en Madrid. Quizá por eso cuando, por fin, fui de visita, entendí lo grandioso de esta ciudad. Es curioso que hubiera estado tantas veces y no conociera las Ramblas, la estatua de Colón o la Plaza Catalunya, por hablar de zonas turísticas y/o emblemáticas. Con los años he vuelto a menudo conociendo un poco más otras zonas como el Parque Güell, la Sagrada Familia, el barrio del Born, el Nou Camp (donde disfruté de un conciertazo de U2), la Plaza de España o el Mercat de Santa Caterina. En Barcelona he vivido anécdotas como ver dos conciertos seguidos de Dream Theater.

Últimamente he repetido muchas veces, mezcla de trabajo y de placer, conociendo nuevas zonas para mí como el Raval, Santa María del Mar e, incluso, el precioso estadio Cornellà – El Prat, donde tuve la suerte de presenciar en directo de un Espanyol – Valencia que será mucho tiempo recordado (4 goles en 12 minutos).

Tras todo esto puedo considerar que Barcelona ya es, sin ninguna duda, una de mis ciudades favoritas.

 

Actualización Marzo 2014: Recién llegado de la segunda edición del Diploma de Gestión Dental de la Universitat de Barcelona, donde tengo el orgullo y la responsabilidad de ser profesor de Marketing y Publicidad, sigo pensando lo mismo que hace un año. Barcelona es especial, y si la conoces con buena gente, más.

 

 

 .