Buena gente.

Sí. El mundo está lleno de malas personas. No me importan.

Prefiero hablar de la cantidad de buena gente que me rodea. Esa gente que te sorprende a diario con pequeñas acciones convertidas por el que las recibe en grandes actos. Esa gente que a las tres conversaciones te permite abrirte tal cual, recíprocamente. Esa gente con la que quedas para comer o cenar por primera vez y es como si os conociérais de toda la vida. Esa gente que conoces de toda la vida y tras haber perdido el contacto unos meses (años) vuelve como si nada hubiera sucedido.

Estoy rodeado de buena gente, y eso es un lujo al que no pienso negarme..

3 comments

  1. Sonia dice:

    Espero contarme entre esas personas, Nachete! Yo te incluí en ese grupo hace tiempo. Un besico vecino!

  2. Mayte Haro dice:

    Nacho,Tú si que eres Buena gente.Es una gran suerte tropezar contigo.Un saludo

  3. Anónimo dice:

    Estoy de acuerdo contigo Nacho.
    Acabo de “descubrirte” buscando cosas de social mannager. Me gusta tu visión. Gracias por compartir la información del blog.
    Saludos,
    Mónica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*